Joe Montana ya no puede correr ni leer

El exjugador de fútbol americano confesó todos los problemas físicos que le cobró amar el deporte

Nueva York, (ENTRAVISION).- Joe Montana, leyenda del fútbol americano, arrojará la moneda que indique quién iniciará el Super Bowl 50 este domingo. Por desgracia, es una de las pocas cosas que el exatleta puede hacer en este periodo de su vida.

En una entrevista con USA Today, Montana detalló la gran cantidad de problemas físicos que sufre desde su retiro en 1994.

El quarterback de los 49 de San Francisco confesó como la artritis que afecta sus manos "duele como de locos” por las noches, y que no es lo único que le afecta la condición, sino también la sufre en el hombro y sus rodillas.

“Ellos me siguen diciendo que tendré que reemplazar mi rodilla cuando ya no pueda caminar”, señala Montana de 59 años de edad, después de tener media docena de cirugías en la zona.

Hasta la fecha, el exjugador ha sido sometido a 3 cirugías de fusión cervical en el cuello y una cirugía en el hombro. “Creo que nuevamente tendré que ir a otra fusión de esas pronto”, declaró.

Pero los nervios en su cuello no son los únicos que le aquejan. El nervio óptico en uno de sus ojos le ha provocado problemas de visión y un ligero síndrome de ojo cansado.

“No es nada dramático, pero es suficiente para que no pueda leer o tenga que volver a concentrarme”. Aunque Montana no tiene claro de dónde surgió este problema ocular, cree que se deba a todos los golpes que sufrió durante su carrera.

Montana dijo durante la entrevista que él siempre pensó que se había retirado a tiempo para disfrutar de una vida físicamente activa junto a su esposa y 3 hijos, pero por desgracia no ha sido el caso. Ahora tiene que conformarse con ver como sus hijos esquían o surfean porque sus problemas de espalda impiden que logré involucrarse en dichas actividades.

“Me encanta el básquetbol. No puedo jugarlo. Puedo tirar a la canasta, pero eso es todo. No puedo correr de arriba abajo en el campo. Mi rodilla termina cediendo”, declara el padre de 3, cuyos nervios en la ciática hasta su pie izquierdo han estado entumecidos desde 1986.

Montana lanzará la moneda y después se retirará a un palco de lujo junto a otros exjugadores de fútbol americano donde planean contemplar el juego que tanto amaron.

 



Joe Montana ya no puede correr ni leer

El exjugador de fútbol americano confesó todos los problemas físicos que le cobró amar el deporte