¿Un préstamo bancario en el hospital? Piénsalo dos veces

Las estrategias para dar préstamos instantáneos en hospitales, son cada vez más frecuentes.

PxHere

(NOTICIAS YA).-Laura Cameron, embarazada de tres meses, se cayó en un estacionamiento y aterrizó en la sala de emergencias en mayo. Ella estaba boca arriba, dolorida y unida a un suero salino, cuando un representante del hospital vino a hablar de su factura.

Aunque Cameron y su esposo, Keith, tienen seguro, su visita a la sala de emergencias probablemente costará alrededor de $ 830, dijo el representante. Si eso sonaba inmanejable, agregó, la pareja podría obtener un préstamo a través de un banco que se había asociado con Mercy Hospital.

Ella era "bastante enérgica", recordó Cameron, de 28 años, quien vive en Fayetteville, Arkansas. "Ciertamente dejó en claro que prefería que pagamos entonces, o aceptamos este trato".

LEE: Inicia la semana de amnistía para que infractores paguen deudas

Los hospitales ofrecen cada vez más estrategias de "financiación para pacientes", cooperando con bancos y otras instituciones financieras para proporcionar préstamos sobre el terreno para garantizar que los pacientes paguen sus facturas.

Pero los expertos en salud dicen que promover los préstamos bancarios en los hospitales y, particularmente, en los departamentos de emergencia, genera preocupación.

En primer lugar, los precios pueden ser mucho más de lo que paga la mayoría de las aseguradoras y los pacientes pueden sentir que no tienen más remedio que inscribirse ya que necesitan tratamiento.

Lo que inicialmente parece una solución tentadora puede no ser una gran oferta, sugiere Mark Rukavina, un experto en deuda médica y facturación en Community Catalyst, un grupo de defensa con sede en Boston.

Alrededor del 15% al 20% de las instalaciones en todo el país se han asociado con los prestamistas, según Bruce Haupt, director ejecutivo de la compañía de servicios de préstamos ClearBalance.

LEE: Nuevo récord de deudas crediticias marca la historia estadounidense

El proceso comienza cuando:

• El hospital calcula los costos de un paciente.

• Un representante de facturación establece planes de pago, a menudo mientras el paciente aún recibe tratamiento.

• El registro del préstamo puede ocurrir de inmediato, a menudo sin una verificación de crédito.

• Una vez en casa, la persona escribe cheques mensuales al prestamista, que pagó al hospital (quien conserva un porcentaje de la factura como su tarifa.)

Los defensores lo llaman una alternativa útil a las tarjetas de crédito médicas, que pueden sorprender a los usuarios con altas tasas de interés.

Por su parte, Laura Cameron sospechaba de un total de $ 830, ya que tenía un buen seguro de su trabajo como bibliotecaria en la Universidad de Arkansas. Ella y su esposo, un sobreviviente de cáncer, tenían una amplia experiencia en facturas médicas altas.

Nadie había pedido nunca pagar por adelantado, incluso cuando debía decenas de miles por su tratamiento. "Nos sentimos tan incómodos con que intenten empujarnos a través de un banco, que está diseñado para obtener ganancias", dijo Cameron.

La pareja rechazó la opción de préstamo de Mercy Hospital y se negó a discutir el pago hasta que ella estuviera en casa y recibiera su estado de cuenta del seguro.

LEE: 10 mil residentes de Texas pagaron deudas falsas

Una portavoz de la instalación de Rogers, Arkansas, dijo que los préstamos son una opción amigable para el consumidor. "Hemos escuchado de muchos pacientes que aprecian recibir esta información lo más pronto posible porque alivia su preocupación por el pago", dijo Sonya Kullmann.

Al final, los Cameron debían $ 150, el copago por su visita de emergencia. Pero ella recuerda haberse sentido intimidada mientras yacía en la camilla. "Puede ser aterrador sentir que le debes dinero a alguien".

Consejos de supervivencia sobre el crédito médico

Los consumidores pueden terminar siendo responsables de cientos o miles de dólares en facturas médicas. ¿Cómo te aseguras de estar obteniendo un buen trato?Aquí hay consejos de expertos financieros.

Espera. No te comprometas con un plan de pago hasta que esté en casa recuperándote. Un préstamo puede ser la mejor opción, pero es difícil tomar una buena decisión bajo presión.

Haz tu investigación. Algunas organizaciones se enfocan en ayudar a los pacientes a pagar cuentas médicas. Los hospitales sin fines de lucro están legalmente obligados a proporcionar asistencia financiera para ciertos pacientes de bajos ingresos; averigüe si reúne los requisitos.

Negociar. Descubre lo que Medicare, que cubre a las personas mayores y discapacitadas, paga por tu tratamiento. No pagues más de esa cantidad.



¿Un préstamo bancario en el hospital? Piénsalo dos veces

Las estrategias para dar préstamos instantáneos en hospitales, son cada vez más frecuentes.