Saludo militar y Donald Trump
Olivier Douliery-Pool/Getty Images
Saludo militar y Donald Trump
Olivier Douliery-Pool/Getty Images

El poder del perdón y el juego político de Trump

Con la serie de indultos que ha otorgado, el presidente podría estar enviando una señal de lealtad a sus asociados.

(NOTICIAS YA).- El presidente Donald Trump está aprovechando, para su juego político, uno de los poderes más amplios que le ha dado la Constitución de Estados Unidos.

El presidente tiene el poder de conceder indultos o perdones por ofensas contra el país a cualquier persona que ha sido condenada por las cortes.

Ese poder se lo concede la Constitución en su artículo II, que dice que el presidente puede “otorgar indultos y perdones por delitos contra Estados Unidos, excepto en casos de impugnación”.

El perdón presidencial puede liberar de la cárcel a una persona condenada por un crimen, indultarla sin borrar sus antecedentes penales, y restaurar ciertos derechos, como el de votar o  portar armas.

Los fundadores de esta gran nación consideraron el indulto presidencial como un último recurso para personas que fueron indebidamente perjudicadas en los tribunales.

Pero, resalta en AL Rescate Luisa Collins, vicepresidenta de Noticias, eso ha cambiado con Trump.

LLUVIA DE INDULTOS

Todo empezó con su indulto en agosto pasado al exsheriff Joe Arpaio, quien se hizo famoso por su agresiva persecución de los inmigrantes latinos en el condado Maricopa de Arizona.

Arpaio fue condenado a 6 meses de cárcel por violar una orden judicial de que dejara de detener a inmigrantes latinos.

El último indulto fue a Dinesh D’Souza, quien en 2014 se declaró culpable de violar la ley de financiación de campañas electorales al orquestar un esquema de “donantes de paja”.

Trump ha otorgado cinco indultos, todos a personas que son celebridades, o cuyos casos cayeron en su radar a través de los medios. También ha perdonado a Kristian Mark Saucier, Lewis “Scooter” Libby, y Jack Johnson.

El presidente ahora dice que podría perdonar a la celebridad de televisión Martha Stewart, quien cumplió una condena de cinco meses de cárcel por tráfico de información financiera privilegiada.

Todavía peor, Trump aseguró que él tiene el “derecho absoluto” de perdonarse a sí mismo.

PODER ABSOLUTO

El poder del indulto es “absoluto” en el sentido de que solo el presidente puede ejercerlo. No hay audiencias, juicios, opiniones o jurados.

Puede ser que con los indultos, el presidente esté enviando una señal de lealtad a sus asociados, que pronto podrían enfrentar cargos por la investigación sobre Rusia y las pasadas elecciones que encabeza el Fiscal Especial Robert Mueller.

O tal vez está flexionando su poder de perdón en contra de sus percibidos enemigos que lo investigan a él y su campaña.

Los perdones que ha emitido hasta la fecha son solo una pequeña pista de lo que podría venir mientras la se sigue calentado la pesquisa sobre Rusia.




Nuesotrs Héroes

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui