Adela y José
Adela y José

Adela y José

Apoyan gratuitamente a jóvenes para expresarse a través del arte

Adela Castillo y José Moran son dos amigos enamorados de las artes. Comparten especialmente su passion por la poesía e incursionan en otras disciplinas.

Adela escribe: ”escribo poesía, tengo libros de poesía, entonces a través de la poesía me enamoro de las artes en general”.

José complementa: “Mi pasión es la música, también soy poeta y también he escrito un libro”.

Estos dos mexicanos, ella de Mexicali, él de Aguascalientes, se encontraron en California y hace una década empezaron a trabajar para construir un mejor futuro para los amantes de las artes en Salinas.

Así crearon la noche bohemia, un evento que promueve sus raices por medio del arte.

“Es una herencia cultural que nos está dando esa fuerza y esa energía para proponer nuestro arte como una promoción de nuestra cultura en nuestra comunidad, entonces de ahí siento que nos nutrimos y de ahí es de donde nosotros promovemos este evento”.

Lo que comenzó en un salon que abarcaba a 200 personas en el centro nacional John Steinbeck, nueve años después recibe a mil en el centro Sherwood de Salinas.

Ahí las personas con inquietudes artísticas encuentran un espacio, como Louis, quien encontró un refugio para salir de su introversión por medio de sus pinturas. “José y

Adela me ayudaron mucho en el arte, porque ellos siempre estan alli, y de más chiquito no podia hablarle a la gente tanto sobre el arte, pero ahorita estoy aqui y muchas gracias a ellos.

La mamá de este joven se siente feliz del cambio que la labor de Adela y José ha hecho en la vida de su hijo “A Louis le ha servido mucho y yo puedo ver que estas personas trabajan haciendo esto sin nada a cambio, todo es gratuito. Me ha llenado de orgullo ver cómo mi hijo se siente llegando a este lugar…”

Para la mamá de Louis, cultivar las artes en una ciudad como Salinas, hace la diferencia.

Los esfuerzos de estos artistas han llegado tan lejos que en enero fueron reconocidos por el Concilio de las Artes del Condado de Monterey, pero su meta no es el reconocimiento, sino seguir sembrando semillas artísticas en el Valle de Salinas.

Adela recuerda que fue su propia experiencia queriendo acercarse al arte, lo que la ayudó a pensar en otros: “imaginamos que alla afuera habia alguien como yo, habia muchas personas deseando encontrar un lugar donde pudiesen expresar, compartir su arte y ese fue el fin”.

José sabe que las artes son para todos: “todos tenemos algo de poeta, cantante, de músico, de artista en el corazón y hay que dejar que eso floresca”.
Según la mamá de Louis, cultivar las artes en una ciudad como Salinas, hace la diferencia.