La polémica exposición con Barbie "Virgen María" y Ken “Jesucristo”

Los artistas aseguran que la inspiración la obtuvieron de la cultura mexicana que fusiona lo sagrado y lo pagano.

Foto: Twitter

(ENTRAVISIÓN).- Dos artistas plásticos de Argentina, Marianela Perelli y Emiliano Paolini, han generado polémica al vestir a los populares muñecos Barbie y Ken como la Virgen de Guadalupe y como Jesucristo crucificado para la muestra The plastic religión, por lo que les han llovido cientos de críticas.

Marianela Perelli dijo a la agencia AFP que si existen diferentes versiones Barbie como la niñera, domadora y hasta astronauta,  se pregunta "¿por qué no deberían de haber una Barbie Virgen María si es uno de los iconos populares más fuertes de la historia de la humanidad"?

La exposición en la que se encuentran varias muñecas Barbie y varios muñecos Ken vestidos como santos, ha causado gran conmoción y enojo por las personas religiosas, el año pasado no pudieron montar la muestra por las protestas que generó su exposición.

 

This slideshow requires JavaScript.

Pero este año, al parecer, la exposición podrá ser montada el próximo 17 de octubre en la Galería de arte POPA, en el barrio La Boca de Buenos Aires, donde los asistentes podrán ver a las Barbies convertidas en la diosa hinduista Kali, Yemanjá u Orishá del Yoruba y como la Virgen de Guadalupe, así como Ken crucificado o transformado en San Cayetano o el argentino Gauchito Gil.

Marianela Perelli ha explicado que no cambiaron nada de las figuras, “De hecho mantenemos el Ken crucificado y la Difunta Correa que fueron por los que más protestaron, pero estamos avisando de la muestra más cerca de la fecha".

Perelli  comentó que la muestra consta de 33 obras únicas, y que ya han comenzado a recibir quejas pero no de la misma forma que el año pasado.

La pareja argentina dice que la inspiración para su obra la obtuvieron de México, ya que en un viaje que realizaron y que coincidió con la celebración del Día de muertos, quedaron cautivados por la fusión de lo sagrado y lo pagano que es muy presente en la cultura mexicana. "Es una reinterpretación moderna de entidades santorales tradicionales" dijo Perelli.

Ambos creen que la religión y las Barbies son ideas populares y universales. “Nosotros quisimos hacer una fusión de estas dos tradiciones desde el amor y la fe”.

Finalmente Paolini  aclaró que ellos son personas religiosas y muy espirituales por lo que su exposición se hizo con mucho “amor y respeto".

Amenazados

Medios locales reportaron que los directivos del Santuario de la Difunta Correa enviaron una carta en la que amenazaron a los artistas para evitar que expongan a la Barbie vestida como la popular santa Difunta Correa.

"Ya enviamos una carta a ambos artistas, Marianela Perelli y Emiliano Paolini, pidiendo que dejen de lado la presentación. Si no lo hacen accionaremos judicialmente contra ellos" dijo Daniel Rojas, uno de los directivos.

Rojas agregó que tratarán de “Salvaguardar la imagen de la Difunta Correa y la fe de todas las personas que creen en ella. Cuando se ofende la fe, lo artístico no existe".

Finalmente dijo que la Difunta Correa es una marca patentada por el gobierno de la ciudad de San Juan (Argentina) por lo que viajará a Buenos Aires para estar presente en la apertura de la muestra y realizar una carta notarial sobre la exposición para poder "hacer una presentación ante la Justicia".



La polémica exposición con Barbie "Virgen María" y Ken “Jesucristo”

Los artistas aseguran que la inspiración la obtuvieron de la cultura mexicana que fusiona lo sagrado y lo pagano.