Las monjas que se disfrazan como prostitutas para rescatar a víctimas de trata

Foto: Suministrada

Las religiosas ya perdieron la fe en las autoridades gubernamentales, las corporaciones y en los hombres.

(ENTRAVISIÓN).- El grupo de monjas de Talitha Kum, trabajan de forma encubierta vestidas como prostitutas con el único fin de salvar a las mujeres que son víctimas de trata de personas en las redes de tráfico del todo el mundo.

El grupo está formado por cerca de mil 100 monjas que trabajan en burdeles de cerca 80 países para lograr a liberar a víctimas de la esclavitud sexual.

Talitha Kum fue fundada en el 2004 por el activista John Studzinski quien es banquero e inversionista, quien desea que el grupo pueda trabajar en 140 países. Studzinski asegura que las religiosas se han unido a su grupo porque han perdido la fe en las autoridades gubernamentales, las corporaciones y los hombres, su propósito es liberar las mujeres que todos los días son explotadas y que todos los días viven en terribles condiciones.

En entrevista con el Huffington Post, John Studzinski, dijo que trata de subrayar el hecho de que este mundo ha perdido su inocencia “Donde las fuerzas oscuras están activas”, el banquero relató que descubrieron un caso de una mujer que fue encerrada por una semana sin recibir alimentos, además fue obligada a alimentarse con sus propias heces porque no logro la menta impuesta por sus captores que era de mantener relaciones sexuales con 12 clientes al día.

Las religiosas disfrazadas de prostitutas salen a las calles o entran a burdeles sin que nadie sepa que se encuentra ahí para encontrar a las mujeres que son explotadas y no sólo eso también trabajan para rescatar a niños que han sido vendidos como esclavos por sus propios padres, las mujeres los compran y luego los trasladan a casas de acogida que tienen en África, Filipinas, Brasil e India.

Otra de las actividades que han comenzado a realizar las religiosas miembros de Talitha Kum es tratar de desenmascarar a las grandes compañías, ingresando a trabajar para documentar los malos tratos similares a la esclavitud y los pésimos salarios que llegan a ser de 2 centavos de dólar por hora.

Se estima que cerca de tres millones de personas son víctimas de tratas de personas que son atrapadas por medio  de engaños y falsas promesas, se cree que el 80% son mujeres. Según la Organización Internacional del Trabajo 11 millones de mujeres y niñas sufren de trabajo forzado.

 



Las monjas que se disfrazan como prostitutas para rescatar a víctimas de trata

Las religiosas ya perdieron la fe en las autoridades gubernamentales, las corporaciones y en los hombres.