Video: Hombre se lanza de una azotea en Ciudad Victoria y sobrevive

Antes de aventarse el hombre gritaba: “¡Yo solo quiero ver a mi hija, pero tráiganme una cerveza y a los soldados por favor!”.

(ENTRAVISIÓN).- Jesús Garza Rodríguez se subió a una azotea en Ciudad Victoria, Tamaulipas, y amenazó con suicidarse utilizando un machete, el hombre caminaba mientras gritaba “¡Yo solo quiero ver a mi hija, pero tráiganme una caguama (cerveza) y a los soldados por favor!”.

“Don Chuy”, como lo conoce la gente del lugar, amenazaba con quitarse la vida con el machete, pero un hombre logro acercarse a él arrebatarle el arma. Entonces “Don Chuy” amenazó con aventarse.

La gente que se encontraba en el lugar le gritaba “¡No se aviente don Cuy!, ¡Tranquilo!”

Eran las dos de la tarde cuando autoridades de protección civil del estado y los bomberos arribaron al lugar, más tarde llegaron cuerpos de rescate y fuerza de Tamaulipas para tratar de convencer al hombre de que no se arrojara.

Durante los esfuerzos para evitar que el hombre se aventara de la azotea las autoridades le llevaron la cerveza que había pedido.

Un militar subió a la azotea para tratar de disuadirlo pero no lo logró. A las cuatro de la tarde  “Don Chuy”, miró para varios lados, tomó impulso y se aventó de la azotea, el hombre cayó sobre el césped.

Jesús Garza Rodríguez, “Don Chuy”, no perdió la vida, sólo resultó con lesiones leves, fue atendido por la Cruz Roja en el lugar y luego trasladado al Hospital Civil.

Sin embargo la caída no mermó a “Don Chuy”, quien, según medios locales, en la ambulancia agredió a los paramédicos.

Cuando arribó al hospital, Jesús Garza Rodríguez forcejeó con el personal de enfermería, tomó una aguja y amenazó con clavársela en la cabeza, pero fue sometido por los elementos de seguridad del nosocomio.

Aunque no se conocen las razones por las que el hombre intentó quitarse la vida, medios locales informan que Jesús Garza Rodríguez estaba deprimido porque su esposa lo había abandonado.



Video: Hombre se lanza de una azotea en Ciudad Victoria y sobrevive

Antes de aventarse el hombre gritaba: “¡Yo solo quiero ver a mi hija, pero tráiganme una cerveza y a los soldados por favor!”.