La pena de muerte puede volver a Nuevo México

Aumenta la polémica en el estado desde que la gobernadora diera a conocer sus intenciones de reactivar la pena de muerte en la tierra del encanto.

Albuquerque, (ENTRAVISION).- La semana pasada el oficial de la policía José Chávez, mientras realizaba una detención fue baleado hasta morir, al hablar del caso la gobernadora Susana Martínez manifestó: "¿Qué hay de los criminales violentos sin corazón que mataron al oficial  en Hatch? ¿merecen la pena máxima? Absolutamente la merecen."

La posibilidad de traer de vuelta la pena de muerte a Nuevo México ha tenido múltiples reacciones por parte de sus residentes, el debate moral que esta decisión involucra es complicado de resolver fácilmente.

Aunque las opiniones siguen divididas, no será hasta la próxima sesión legislativa que sabremos cual es el resultado final de esta presunta ley que propone una justicia diferente en el estado.

La gobernadora aseguró que en la sesión legislativa de enero propondrá la reactivación de la pena máxima para todo criminal que asesine a un niño o a un servidor público como los agentes de la policía.

Es una movida muy desesperada de su parte ya que Nuevo México tiene la peor  economía en generaciones, un presupuesto con un déficit de más de 700 millones de dólares y algunos piensan que la polémica es solo una movida para distraer al pueblo nuevo mexicano de esos problemas.

Según el Centro de Información de Pena de Muerte, en estados unidos treinta dos estados practican esta sentencia.  Desde el año 2009 Nuevo México abolió la pena máxima en su sistema de justicia.

Los estudios y las investigaciones indican a nivel nacional que la pena capital no disminuye el índice de crímenes y en particular no disminuye lo que son los asesinatos y las violaciones.



La pena de muerte puede volver a Nuevo México

Aumenta la polémica en el estado desde que la gobernadora diera a conocer sus intenciones de reactivar la pena de muerte en la tierra del encanto.