Fanáticos de Harry Potter podrían poner en riesgo a la naturaleza

(NOTICIAS YA).-NacionalLa serie de libros de J. K. Rowling ha sido tan exitosa que fue adaptada al cine, llegando a millones de personas y creando un furor que genera grandes ganancias a diversas industrias. Sin embargo, este éxito puede estar generando problemas en los ecosistemas asiáticos.

Antes del estreno de la primera película de la serie Harry Potter, a principios de la década del 2000, la venta de lechuzas con fines domésticos (mascota) era mínima en países asiáticos como Indonesia, Tailandia e India. Sin embargo, una vez que los filmes adquirieron popularidad, en los mercados se observan más de 100 ejemplares a la venta por parte de al menos una decena de vendedores.

Esto representa un problema ya que, de acuerdo a investigadores y ecologistas, la población del ave se está reduciendo. Se calcula que hasta 2016, eran al menos 13,000 aves las que habían sido vendidas en mercados de Indonesia, de las cuales probablemente todas hayan sido capturadas y sacadas de su hábitat natural, poniendo en riesgo poblaciones de las especies menos abundantes.

LEE: Abre en NY restaurante inspirado en ‘Harry Potter’

Si bien en India las lechuzas son sacrificadas para ser usadas por sus supuestos beneficios a la salud, a raíz de la popularidad de Harry Potter se ha visto un aumento de la venta de las aves, pues, de acuerdo a lo reportado por The Guardian, se han vuelto sumamente famosas entre familias de clase media.

Por su parte, en mercados tailandeses, se han recuperado varios especímenes de lechuzas en mal estado y casi inconscientes, ya que es un animal salvaje que no sobrevive bien el cautiverio y que requiere de cuidados especiales.

Si bien la relación entre el libro y el aumento de la popularidad de la lechuza como mascota no se puede comprobar, es innegable que parece haber una correlación entre el auge de los libros y este fenómeno. Sobre todo cuando muchas de las aves que se adquieren son nombradas como personajes de la serie, particularmente Hedwig, que es el nombre de la lechuza de Harry.

Es por esto que ecologistas solicitan a las autoridades de estos países asiáticos que se considere a la lechuza como un animal protegido con el fin de penar su captura y venta, y prohibir adquirirlas como mascotas.

Por su parte, la autora aprovechó un evento similar en el Reino Unido en el que aparecían muchas lechuzas abandonadas, para recordar que «las aves de los libros no manifiestan para nada la conducta y el estilo de vida que deben llevar en la vida real estas especies».

Hay que recordar que las lechuzas, así como cualquier otro animal salvaje, no son para tener como mascotas. El proceso de domesticación requiere cientos o miles de años, y estas aves son salvajes y depredadoras, deben mantener su libertad en su hábitat natural.

Lo más visto

¡Hasta la cima! Estos fueron los momentos clave en la carrera de Peso Pluma,
Los memes más divertidos de Shakira y su deuda de 7 millones de euros,
¡Le pidieron una selfie! Miguel Bosé narró cómo fue el robo a su casa,
Peso Pluma canceló más fechas en México por amenazas,
Uniqlo demanda a Shein por supuestamente copiar su bolso viral,