Consiguió trabajo de lavaplatos para ver a su esposo con Alzheimer

Mary Daniel ha alzado la voz para que las autoridades de Florida permitan visitas con estrictas medidas de seguridad

(NOTICIAS YA).- Una mujer de Florida pasó casi cuatro meses separada de su esposo con Alzheimer hasta que finalmente logró abrazarlo tras aceptar un empleo de lavaplatos en la casa de asistencia donde él vive. 

Mary Daniel ha alzado la voz para que las autoridades de Florida permitan visitas con estrictas medidas de seguridad en las casas de asistencia para  ancianos. 

Su principal motivo: Steve, su esposo. 

LEE: Abuelita de 103 años vence el COVID-19 y celebra con cerveza

Steve padece de un inicio temprano de Alzheimer y permanece en un centro de atención de la memoria en Jacksonville.

Mary no pudo convivir con él, ni siquiera abrazarlo, por casi cuatro meses, debido a que el gobernador Ron DeSantis prohibió las visitas a hogares de ancianos para proteger a los pacientes y prevenir la propagación del coronavirus

Sin embargo, Mary ha estado decidida a ver a su esposo. Así que estuvo visitando a Steve desde la ventana de su habitación para mantener vivos sus recuerdos. 

[bc_video video_id="6170827504001" account_id="5443452546001" player_id="1V7HN5FOG" embed="in-page" padding_top="56%" autoplay="" min_width="0px" max_width="640px" width="100%" height="100%"]

Hace aproximadamente un mes, la mujer llamó la atención de medios locales y funcionarios de la casa de asistencia la contactaron para ofrecerle un empleo lavando trastes

Mary aceptó sin dudarlo y el pasado 3 de julio, después de 114 días, logró ver y abrazar a su amado esposo. 

LEE: Abuelita hispana trabajaba desinfectando hospital y murió por COVID-19

“Después de 114 días, hoy pude abrazar a mi esposo. También lavé muchos platos”, escribió Mary en Facebook

Debido al resurgimiento de los casos de coronavirus, el gobierno de Florida está extendiendo la prohibición de visitas a hogares de ancianos por otros dos meses.

Mary ha creado un grupo de Facebook llamado “Caregivers for Compromise, porque el aislamiento también mata”, instando al gobernador a reconsiderar las visitas bajo ciertas circunstancias.

LEE: Mueren por coronavirus con 2 horas de diferencia tras 60 años juntos

Al grupo se han unido casi 900 personas, muchas de las cuales comparten experiencias de cómo sus seres queridos se han desgastado emocional y físicamente en el aislamiento dentro de las casas de asistencia, en algunos casos hasta la muerte. 

Consiguió trabajo de lavaplatos para ver a su esposo con Alzheimer

Mary Daniel ha alzado la voz para que las autoridades de Florida permitan visitas con estrictas medidas de seguridad