Pandemia causa "crisis" en Chick-fil-A; hay escasez de salsas

La cadena de comida rápida ha tenido que limitar los aderezos que da a los clientes junto con su orden

chick-fil-a
(Foto: MGN)

(NOTICIAS YA).- Chick-fil-A estaría limitando el número de salsas que entrega a sus comensales debido a una escasez en el suministro.

De acuerdo con información de CNN Business, la cadena de comida rápida indicó este miércoles que los problemas en la cadena de suministro a lo largo de la industria, a su vez causados por la pandemia, han resultado en la escasez de ciertos artículos del menú, incluyendo sus populares aderezos.

LEE: Escuelas católicas, otra víctima de la pandemia

Por ello, varias de las 2 mil 600 sucursales en Estados Unidos de la cadena especializada en pollo otorgan solo un contenedor de salsa por cada artículo a los clientes.

“Estamos trabajando activamente para hacer ajustes y resolver este problema rápidamente. Ofrecemos disculpas a nuestros huéspedes por cualquier inconveniente”, dijo la compañía en un comunicado.

LEE: Empleada hispana de Chick-fil-A recibió una beca de $25,000

CNN explica que los restaurantes de comida rápida serían algunos de los más afectados en los últimos meses, tanto por falta de trabajadores como por problemas en la cadena de suministro causados por la pandemia.

La publicación cita el ejemplo de la salsa cátsup: hay escasez de paquetes ante un aumento en la demanda, lo que ha obligado a Heinz, una de las principales productoras, a aumentar la producción en un 25%.

VIRAL: Restaurante de McDonald’s pide paciencia ante falta de personal

Asimismo, algunas de las principales cadenas que venden pollo, como KFC, Buffalo Wild Wings y Wingstop, están pagando mucho más por este producto, mientras que los proveedores no pueden satisfacer la demanda debido a la dificultad para atraer trabajadores.

Chick-fil-A, por su parte, asegura que no ha resultado afectada por la escasez de pollo.

 

VIDEO RELACIONADO:



Pandemia causa "crisis" en Chick-fil-A; hay escasez de salsas

La cadena de comida rápida ha tenido que limitar los aderezos que da a los clientes junto con su orden