Nueva alianza de EE.UU. con el Reino Unido y Australia crea ronchas

Win McNamee/Getty Images

Los 3 países acuerdan una nueva asociación de seguridad denominada «AUKUS».

(POLÍTICA YA). – Un nuevo acuerdo entre Estados Unidos, el Reino Unido y Australia que proporcionará submarinos de propulsión nuclear a los australianos ha creado más ronchas internacionales de las que pensaban las tres naciones.

La nueva asociación de seguridad entre los tres países, denominada "AUKUS",  busca fortalecer la estabilidad en la región del Indo-Pacífico a medida que China expande su poder e influencia militares.

La alianza espera que los submarinos permitirán a la armada de Australia ayudar a contrarrestar los buques de propulsión nuclear chinos en la región.

Poco después del anuncio del acuerdo, la embajada de China en Washington reaccionó diciendo que los países deberían "deshacerse de su mentalidad de Guerra Fría y sus prejuicios ideológicos".

Beijing dijo además que tales asociaciones no deben tener como objetivo terceros países y advertir sobre una carrera armamentista intensificada en la región.

Líderes europeos han transmitido distintos niveles de consternación y sentimientos de exclusión por el acuerdo. Un funcionario de la Unión Europea indicó que desconocían por completo el plan de formar la alianza.

Pero Francia, que pierde su propio acuerdo submarino con Australia de $65 mil millones, calificó los planes de brutales e impredecibles y hasta canceló una gala el viernes por la noche en su extenso complejo de Washington, D.C. debido a la frustración con la nueva asociación de seguridad.

“Fue una puñalada por la espalda. Habíamos establecido una relación de confianza con Australia. Esta confianza ha sido traicionada”, dijo este jueves por la mañana el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, a la estación de radio Franceinfo.

Pero también tuvo palabras duras para Estados Unidos, diciendo: "Esta decisión brutal y unilateral se parece mucho a lo que está haciendo Trump".

Con esta nueva alianza, tanto EE.UU. como el Reino Unido y Australia buscan formas de hacer frente al creciente poder e influencia de China, en particular su acumulación militar, la presión sobre Taiwán y los despliegues en el disputado Mar de China Meridional.

El presidente Joe Biden, el primer ministro británico, Boris Johnson, y el primer ministro australiano, Scott Morrison, no mencionaron a China por su nombre cuando anunciaron en conjunto el acuerdo y altos funcionarios del gobierno estadounidense  dijeron que la asociación no tenía como objetivo contrarrestar a Beijing.



Nueva alianza de EE.UU. con el Reino Unido y Australia crea ronchas

Los 3 países acuerdan una nueva asociación de seguridad denominada "AUKUS".