Los funerales de las víctimas del tiroteo en Highland Park comenzaron

GettyImages-Jim Vondruska
GettyImages-Jim Vondruska

Los funerales iniciaron el viernes por las siete víctimas que perdieron la vida en el desfile del 4 de julio del lunes en Highland Park, Illinois.

(NOTICIAS YA).- La despedida final de las víctimas del tiroteo que realizó un francotirador contra la multitud que estaba celebrando el desfile del día de la independencia de Estados Unidos se llevó a cabo este viernes.

Los funerales iniciaron el viernes por las siete víctimas que perdieron la vida en el desfile del 4 de julio del lunes en Highland Park, Illinois.

Las víctimas fueron identificadas como Irina McCarthy de 35 años, Kevin McCarthy de 37 años, Katherine Goldstein de 64 años, Esteban Strauss de 88 años, Jacquelyn Sundheim de 63 años, Nicolás Toledo-Zaragoza de 78 años y Eduardo Uvalde de 69 años.

Los seres queridos de Jacquelyn Sundheim de 63 años, Esteban Strauss de 88 años y Nicolás Toledo Zaragoza de 78 años se juntaron el viernes en dos sinagogas del área local y una iglesia cristiana para darle el último adiós.

Sundheim fue recordada como una esposa y madre como miembro devoto de la Congregación Israel de Northshore de Highland Park, en el que daba clases en preescolar y coordinaba las ceremonias de bar y bat mitzvá.

La hija, Leah, le pidió a los asistentes que honraran a Sundheim con “un poco más de alegría y amabilidad en este mundo”.

De acuerdo con la agencia Associated Press, Leah también mencionó que “El mundo es más oscuro sin mi mamá en él, y ahora depende de nosotros llenarlo con un poco de risa extra”.

Los familiares de Strauss quedaron fascinados por la energía que reunió para trabajar durante tanto tiempo como asesor financiero. El abuelo de los Strauss era el miembro de mayor edad del personal de la firma financiera que lo contrató. Las actividades que le gustaban realizar eran andar en bicicleta, observar pájaros y ardillas, al igual que asistir regularmente a los conciertos de la Orquesta Sinfónica de Chicago.

En el caso de Toledo, él no estaba seguro si ir al desfile del lunes, pero al final de cuentas terminó acudiendo debido a que su familia no quería dejarlo solo.

A Nicolás le gustaba colorear, pescar y dar caminatas, según su nieta Xochil, al Sun-Times.

Xochitl dijo que se interpuso entre ella y sus primos cuando inició el tiroteo en el desfile. ”él fue quien nos salvó la vida a todos”, aseguró la nieta, cuyo novio y padre terminaron por ser alcanzados por las balas y salir heridos.

Irina y Kevin McCarthy fueron otras víctimas más que perdieron la vida y dejaron a su hijo, Aiden, de 2 años huérfano, el cual fue encontrado debajo del cuerpo de su padre y cerca de su madre después del tiroteo.

Los abuelos maternos de Aiden son ahora los encargados de cuidarlo. En internet se realizó una recaudación de fondos que tiene el propósito de apoyarlos, la cual había recibido más de $3 millones de alrededor de 57,000 donantes.

En el caso de Goldstein, sus familiares la recordaron como una madre que le gustaba hacer viajes con su familia para observar aves. Una de sus amigas, Jill Kirshenbaum, dijo al Sun-Times que “ella era… la más amable, la más dulce”.

Para los familiares de Uvaldo, el desfile del Día de la Independencia era una tradición anual, según una página de GoFundMe hecha por Nivia Guzmán, su nieta. Uvaldo y su esposa recientemente habían celebrado su 50 aniversario de bodas.

Los funerales de las víctimas del tiroteo en Highland Park comenzaron

Los funerales iniciaron el viernes por las siete víctimas que perdieron la vida en el desfile del 4 de julio del lunes en Highland Park, Illinois.