Activistas en contra de Planned Parenthood enfrentan cargos criminales

Las acusaciones en contra de de la organización sin fines de lucro fueron desechadas

Nueva York, (ENTRAVISION).- El gran jurado a cargo de la investigación de las clínicas de Planned Parenthood imputó cargos a los activistas que grabaron los videos en secreto tratando de incriminarlas por tráfico de téjidos fetales.

El fiscal Devon Anderson anunció anoche que el fundador del Centro de Progreso Médico (centro médico construido con el sólo propósito de investigar a Planned Parenthood), David Daledein, ahora enfrenta cargos por infiltrarse en historial gubernamental y tratar de comprar órganos humanos. Sandra Merritt, otra activista, también enfrenta cargos por robo de historial gubernamental.

De ser encontrados culpables, dichos cargos podrían traducirse en una entencia de hasta 20 años en prisión.

Daledein y sus colegas activistas hicieron públicos videos de cámara escondida hace algunos meses, donde intentaron incrimnar a una de las empleadasde las clínicas de Planned Parenthood (clínicas que proveen de métodos anticonceptivos, exámenes de cáncer de mama y SIDA, abortos, entre otros servicios de salud para mujeres) por tráfico de órganos provenientes de fetos.

Los videos fueron sumamente polémicos, pero investigaciones posteriores dieron a conocer que las grabaciones fueron manipuladas y editadas para favorecer la postura de los activistas que están en contra del aborto.

La investigación federal en contra de Planned Parenthood desechó cualquier tipo de crimen por su parte.

Desde la publicación de los videos, diversos estados buscaron quitar los fondos federales a las clínicas a lo largo de los Estados Unidos y un tiroteo ocurrió en una de las clínicas en Colorado, donde el atacante citó los videos para disparar contra la gente dento de la facilidad y matar a 3 personas.

 



Activistas en contra de Planned Parenthood enfrentan cargos criminales

Las acusaciones en contra de de la organización sin fines de lucro fueron desechadas