Condenan motín que terminó en canibalismo en cárcel de Venezuela
EFE/ HÉLVIO ROMERO -
Condenan motín que terminó en canibalismo en cárcel de Venezuela
EFE/ HÉLVIO ROMERO -

Condenan motín que terminó en canibalismo en cárcel de Venezuela

Se comieron a dos internos

(NOTICIAS YA/EFEUSA).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó a Brasil a “prevenir la repetición” de motines como los ocurridos este mes en los que incluso las víctimas fatales terminaron siendo comidas por sus compañeros.

En la cárcel de San Cristóbal dos bandas rivales se enfrentaron.  Ahí protestaban por el hacinamiento, cuando un interno apodado “el Grillo” ordenó el asesinato de dos contrincantes a quienes debían descuartizar y comérselos, según la orden.

El reo que cumplió la orden es apodado “el Comegente”, precisamente porque en la década de 1990 cocinó a unas 12 víctimas y se las comió.

Esta vez desmembró a sus compañeros, hizo que otros los comieran con él y lo que sobró suponen que lo introdujo en la cocina y se sirvió revuelto con arroz a todos los internos.

El padre de una de las víctimas presentó una denuncia y acusa también a los guardias del penal de que días antes del motín le habían pedido dinero para cambiar a su hijo a una zona más segura del penal.

“El Estado debe mantener la seguridad interna de los centros penales y controlar el ingreso de armas y de sustancias ilícitas, así como la circulación de dinero dentro de las cárceles”, apuntó este organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Además, la Comisión instó a Brasil a “adecuar las condiciones de detención (…) a los estándares internacionales” en todos los centros de reclusión del país.

 

En otros motines este mes, en Roraima murieron 10 personas y otros once presos en sendas revueltas en cárceles de los estados de Rondonia (ocho muertos el día 18) y Acre (3 fallecidos el 21 de octubre).

Es por eso, que la CIDH también “urgió” a Brasil “crear e implementar mecanismos para reducir el hacinamiento en las cárceles y demás centros de detención del país”.

Finalmente, la CIDH recordó que los estados tienen el “deber jurídico ineludible” de “garantizar los derechos a la vida, integridad personal y seguridad de los reclusos” y urgió a Brasil a “investigar de oficio y con la debida diligencia todas aquellas muertes de personas que se encuentran bajo su custodia”.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui