Víctima de abuso
Foto: Pixabay
Víctima de abuso
Foto: Pixabay

Mató a su hija de hambre tras irse de fiesta una semana

La pequeña de 3 años buscó de forma desesperada comida y terminó ingiriendo detergente en polvo

(NOTICIAS YA).- Una joven madre ha confesado en Rusia ser la responsable de la muerte de su hija de 3 años tras dejarla sola en casa sin agua ni comida durante una semana, tiempo en que estuvo de fiesta.

Maria Plenkina, de 21 años, es acusada de la muerte de su hija Kristina tras abandonarla durante una semana en febrero de 2019.

La niña estaba tan hambrienta que comió detergente en polvo.

LEE: Niña desaparecida en Malasia habría muerto de hambre y estrés

La joven confesó que antes de dejar el departamento, dejó una pequeña cantidad de comida, como yogur, pollo y salchichas, y cerró el suministro de agua.

El pequeño cuerpo fue encontrado por la abuela de la niña, Irina Plenkina, de 47 años, quien había ido a visitarla para desearle un feliz tercer cumpleaños.

La niña quedó desnuda sobre un piso lleno de basura en una habitación fría dentro del departamento en el que vivía con su madre, en Kirov.

Plenkina se enfrenta a entre ocho y 20 años en prisión por asesinato en extrema crueldad, según la investigación.

VIDEO: Mujer es condenada a muerte por matar de hambre a su hijastra

La comunidad quedó conmocionada luego de enterarse que desde el 13 hasta el 20 de febrero, la niña estuvo abandonada.

Durante ese tiempo, la joven madre se quedó con su amiga Anastasia Kurpina, quien dijo que Plenkina le mintió diciéndole que Kristina estaba siendo cuidada por un amigo.

Anastasia les dijo a los investigadores que pagó las salidas diarias de su amiga a clubes nocturnos y cafeterías, incluso comprándole alcohol, según detalla el Daily Mail.

Al momento de confesar su crimen, Plenkina dijo que no tenía la intención de matar a su hija y que le había dejado comida.

“Nunca quise que muriera”, dijo sollozando en la corte.

LEE: Niña de 2 años muere de hambre mientras madre trabajaba de bailarina

Sin embargo, durante el juicio se ha destacado que cuando fue arrestada no lloró ni mostró arrepentimiento, además admitió que había encerrado a su hija deliberadamente.

La abuela de la niña ha dicho que habría cuidado de ella si hubiera sabido que estaba sola. También, aseguró que su hija le mintió como a todos, pues le había dicho que la niña estaba bien.

VIDEO RELACIONADO:




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui