23 niños “rescatados” en México son familia, no víctimas de trata
Fiscalía General de Chiapas
23 niños “rescatados” en México son familia, no víctimas de trata
Fiscalía General de Chiapas

23 niños “rescatados” en México son familia, no víctimas de trata

En realidad, los niños pertenecen a una misma familia indígena y acusan que la policía asesinó al patriarca

(NOTICIAS YA).- La búsqueda de un niño en México llevó a las autoridades a desmantelar una “red de trata de personas” y “rescatar” a 23 niños, pero la realidad parece ser muy distinta al logro que presumieron. 

En San Cristóbal de las Casas, Chiapas, las historias de dos familias indígenas se han unido en la tragedia con la desaparición de un niño, la detención de una familia y la muerte de un patriarca

Desde el 30 de junio las autoridades de Chiapas recibieron la denuncia de la desaparición de Dylan, un niño de dos años que fue raptado en un mercado en donde su madre vendía verduras. 

Juanita Pérez, madre de Dylan, denunció la desaparición de su hijo ante la policía, pero notó una nula acción por parte de la Fiscalía de Chiapas hasta que organizaciones civiles empezaron a acompañarla. 

LEE: Buscaban a un bebé y encontraron a 23 niños desaparecidos en México

Tras ver los días pasar sin que su hijo regresara, Juanita viajó hasta la Ciudad de México para exigir una reunión con el presidente Manuel López Obrador. 

Ese mismo día, la Fiscalía de Chiapas dio a conocer que mantenían una busqueda activa del pequeño Dylan y que en esos operativos detectaron y desmantelaron una red de trata de personas que obligaba a niños a vender artesanias en la calle

En el operativo, se “rescataron” a 23 niños, que supuestamente eran víctimas de maltratos, y detuvieron a tres mujeres relacionadas con el caso, aseguraba un comunicado de la agencia. 

De acuerdo con Aristegui Noticias, lo que no dijeron es que el operativo lo hicieron el 17 de julio, que todos esos niños y las tres mujeres son familia y que ese mismo día detuvieron a otras dos personas: Adelfo Gómez y su esposa Josefa Sánchez, quienes son abuelos de los menores. 

La familia ha denunciado que el primero en ser detenido fue Adelfo Gómez el pasado 15 de julio cuando vendía su mercancía en una calle, supuestamente luego de que siete policías lo vieran con un niño parecido a Dylan. 

La señora Josefa Sánchez fue la segunda de la familia en ser detenida, luego de que acudió a la Fiscalía para buscar a su esposo. Después, en el operativo, fueron detenidas Maribel Gómez Dántiz, Juana Montejo Gonzaléz y María Gómez Sánchez, las tres mujeres acusadas de tráfico de personas. 

LEE: Gobierno de México ofrece 90 mil pesos para mejoras en el hogar

Los 23 menores, entre niños y niñas desde meses hasta la adolescencia, fueron encontrados en una vivienda de la calle Granada; en donde, según explica la familia, vivían todos juntos porque así salieron de su comunidad Chictón. 

A la misma familia también pertenecen otros otros seis adultos, que al momento del operativo estaban trabajando. 

La familia creyó que mostrando los documentos apropiados, como registros de nacimiento, todo se aclararía y todos volverían a casa, pero no fue así. Algunos otros adultos tienen órdenes de aprehensión en su contra y han tenido que huir a Chictón para refugiarse. 

A pesar de las injusticias que vivieron, la familia no denunció nada públicamente, hasta que el señor Adelfo les fue entregado muerto, supuestamente tras suicidarse en prisión. 

Vean ustedes el cuerpo, vean las fotos de cómo nos lo entregaron, todo golpeado, con sangre, con moretones. Vean la gran herida que tiene en la cabeza. Dicen que mi padre se ahorcó, eso es mentira porque mi padre era un hombre con ganas de vivir, él quería demostrar su inocencia”, fue parte de lo que denunció la familia a Aristegui Noticias

La familia no cree en el suicidio y se enteraron del motivo de la detención del hombre luego de reunir dinero para contratar un abogado. 

LEE: Uso de cubrebocas por coronavirus no será obligatorio en México

Otros abuelos de cinco niños intentaron recuperarlos del DIF, pero les dicen que para comprobar el parentesco deben realizarse pruebas de ADN. 

La familia aún se encuentra en la espera de que los niños sean devueltos a su hogar, que no haya cargos en contra de ellos y liberen a las mujeres detenidas

Por su parte, Juanita sigue en la búsqueda de su hijo Dylan, por quien las autoridades ofrecen una recompensa. Mientras, la Fiscalía no se ha pronunciado en relación a las declaraciones de la familia acusada de trata de personas







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui