Abandonan a perrito en una banca y con emotiva nota
Mascotas Coyoacán
Abandonan a perrito en una banca y con emotiva nota
Mascotas Coyoacán

Abandonan a perrito en una banca y con emotiva nota

Max ahora se llama Boston y le espera una nueva vida

(NOTICIAS YA).- El maltrato y abandono de mascotas es muy común en México pero hay casos en extremo emotivos que invaden las redes sociales y que le permiten a algunos animalitos encontrar un hogar lleno de amor. 

La historia de Max, ahora Boston, conmovió a miles de usuarios de las redes sociales tras la difusión de una fotografía que lo mostró acurrucado y atado en una banca junto a una nota. 

Max estaba en espera de su dueño en la banca ubicada en un parque de la alcaldía de Coyoacán, en la Ciudad de México.

LEE: Tener perro aumenta riesgo de contraer COVID-19, revela nuevo estudio

La nota, sostenida con una piedra para que no la volará el aire, explicaba los motivos detrás de su abandono y pedía encarecidamente que alguien le diera un hogar. 

El pobre can no podía entender la carta ni las razones de su abandono explicadas en ella, pero todo quedó claro para quienes leyeron su contenido.  

“El dejar aquí a mi perrito me duele mucho, pero tomé la decisión de dejarlo porque mis familiares lo maltrataban y siempre me dolía verlo en esas condiciones”, es parte de lo escrito en la nota, de acuerdo con una cita de Yahoo! Noticias

LEE: Perdieron todo en las inundaciones, menos a sus animalitos

La carta de abandono de Max/Mascotas Coyoacán

La carta, que parece fue escrita por un niño, pide a quien la lea que “por favor” adopten a Max y cuiden de él. Además, el texto le sugiere al lector que si no está interesado, o en condiciones de llevarse al perrito, dejan la nota en el mismo lugar para que sea leída por alguien más. 

El caso comenzó a difundirse entre los vecinos y algunos se acercaron para darle comida y agua, aunque estaba un poco agresivo por el miedo y les fue difícil acercarse más. 

VIDEO: Hombre rescató cientos de animales callejeros de huracán Delta

La asociación Mascotas Coyoacán fue alertada de la situación y sus voluntarios acudieron en rescate de Max. 

Por medio de una publicación de Facebook, la organización sin fines de lucro detalló que el can estaba tan asustado que fue agresivo en un principio, pero con “paciencia, salchichas y amor” se transformó en un cachorro alegre y juguetón.

Ahora están en busca de un hogar temporal para él y esperan pronto poder conseguirle una familia que lo llene de amor y cuidados. 

La vida de maltratos y abandonos quedó atrás para Max y por eso sus rescatitas decidieron bautizarlo como Boston “porque le espera una nueva vida sin vestigios de su vida pasada”, escribió la asociación en Facebook. 




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui