Presión ciudadana obliga a detener llegada de cenizas de carbón
Camilo Díaz
Presión ciudadana obliga a detener llegada de cenizas de carbón
Camilo Díaz

Presión ciudadana obliga a detener llegada de cenizas de carbón

La petición fue aprobada  con el apoyo de la mayoría de los comisionados de Osceola en Florida. Sólo el Fred Hawkins se abstuvo.

(NOTICIAS YA).-La polémica de las miles de toneladas de cenizas de carbón que poco a poco están llegando a la Florida Central desde Puerto Rico continúa. Pero la medida, que contaba con el visto bueno de los comisionados del condado Osceola y que fue tomada sin consultar a los ciudadanos, podría ser revertirda en los próximos días.

Residentes frustrados y molestos por no haber sido consultados, grupos ambientalistas y organizaciones de puertorriqueños en la diáspora, se presentaron en la cámara de comisionados donde se llevaba a cabo la sesión semanal de esta institución. Allí manifestaron su rechazo ante la idea de traer cenizas de carbón, desde la planta AES ubicada en la localidad de Guayama al sur de Puerto Rico, hasta el vertedero JED Landfill de St. Cloud, población de más de 35 mil habitantes, ubicada a 50 millas de Disney World.

Durante la reunión, la comisionada Peggy Choudhry admitió no haber tenido suficiente información cuando tomó la decisión de aprobar el contrato para que el vertedero JED recibiera las cenizas de carbón, por lo que solicitó una moción para detener la llegada de este material.

Marielkis Salazar, periodista de Noticias Univisión Orlando, quién fue una de las primeras en hacer seguimiento a este caso, en su reporte desde el lugar dijo que la petición de Choudhry fue aprobada  con el apoyo de la mayoría. Sólo el comisionado Fred Hawkins se abstuvo, alegando conflictos de intereses, ya que su familia fue propietaria del vertedero JED hasta el año 2001 y además él mismo fue empleado durante más  de 10 años de la empresa Waste Connections, la cual administra el mencionado vertedero.

Sin embargo, aunque detener la llegada de las cenizas es una decisión tomada, el abogado del condado explicó que legalmente no existen muchas opciones para romper el contrato que permite a JED recibir las polémicas cenizas, ya que el mismo establece un tiempo de tres años de pre aviso si algunas de las partes desea finalizarlo. Otra opción es que sean los propios encargados del vertedero los que estén dispuestos a cancelar el contrato con la empresa AES de Puerto Rico.

Al final de la jornada los presentes se retiraron con la expectativa de que en los próximos días los comisionados envíen una carta a la empresa Waste Connections para solicitarles que finalicen el contrato con la planta carbonera AES de Puerto Rico e inicien el retiro de las cenizas que ya están en suelo floridano.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui