Terapias de conversión ahora son un delito en Ciudad de México

(NOTICIAS YA).- 25/Julio/2020 La Ciudad de México (CDMX) dio paso histórico en el camino a proteger los derechos de la comunidad LGBTQ+, tipificando a los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (ECOSIG) como delitos.  LEE: Corte Suprema dice que la ley protege a trabajadores LGBTQ Los ECOSIG, o terapias de conversión, […]

Thinkstock

(NOTICIAS YA).- 25/Julio/2020

La Ciudad de México (CDMX) dio paso histórico en el camino a proteger los derechos de la comunidad LGBTQ+, tipificando a los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (ECOSIG) como delitos. 

LEE: Corte Suprema dice que la ley protege a trabajadores LGBTQ

Los ECOSIG, o terapias de conversión, ya habían sido prohibidos el 10 de julio por las Comisiones Unidas de Administración y Procuración de Justicia de Igualdad de Género. 

Ahora, con 49 votos a favor, 9 en contra y 5 abstenciones, el Pleno del Congreso de CDMX aprobó modificar el Código Penal para tipificar los ECOSIG como delito, pues estos atentan “contra el libre desarrollo de la personalidad e identidad sexual”

La iniciativa fue presentada por el diputado de Morena, Temístocles Villanueva, en 2018. Este año, la propuesta fue discutida y aprobada por las Comisiones Unidas, pero hacía falta el voto del Pleno del Congreso. 

Esta nueva reforma al artículo 206 bis del Código Penal Local, sanciona los tratamientos o los esfuerzos que atenten contra la libre autodeterminación de orientación e identidad de las personas.

Aquellos que quebranten esta ley podrían recibir de 2 a 5 años de prisión y de 50 a 100 horas de trabajo comunitario. Esto incluye a culaquiera que obligue a otro a tomar cualquier tipo de terapia de conversión.

LEE: Alumnos protestan por maestros forzados a renunciar por ser gay

Sesiones psicológicas, psiquiátricas, métodos o tratamientos con la aplicación de violencia física, moral, psicoemocional, con tratos crueles, inhumanos o degradantes en contra de la dignidad humana”, establece la ley. 

Las terapias de conversión, además de ineficientes considerando que la orientación e identidad de género no es una elección, han sido responsables de suicidios y problemas emocionales entre la comunidad LGBTQ+.

“Se entenderá también como tortura y se sancionará con las penas previstas en el presente artículo, a quien obligue o aplique sobre una persona métodos tendientes a anular e libre desarrollo de la personalidad, orientación sexual, identidad y expresión de género de la víctima o a diminuir su capacidad física o mental, aunque no cause dolor físico o angustia psicológica”, dice el artículo. 

Las terapias de conversión no son un método aceptado por la comunidad científica y ningún sistema de salud moderno las considera aceptables. Su uso sólo es una forma de discriminación y opresión a la comunidad LGBTQ+.

LEE: Nickelodeon confirma de Bob Esponja es parte de la comunidad LGBTQ



Terapias de conversión ahora son un delito en Ciudad de México