Bombero recibe rostro de joven en Nueva York
El bombero ahora tiene el rostro de un ciclista de 26 años que falleció en un accidente en bicicleta. (Captura de pantalla)
Bombero recibe rostro de joven en Nueva York
El bombero ahora tiene el rostro de un ciclista de 26 años que falleció en un accidente en bicicleta. (Captura de pantalla)

Bombero recibe rostro de joven en Nueva York

Un equipo de cirujanos del NYU Langone Medical Center realizó el trasplante de rostro, siendo el más detallado que se ha hecho hasta ahora.

(ENTRAVISION).- Un bombero de Mississippi, que hace 14 años quedó desfigurado al salvar a los habitantes de una casa envuelta en llamas, recibió un nuevo rostro por medio de un trasplante que realizaron cirujanos de Manhattan.

Patrick Hardison, de 41 años, ahora tiene el rostro de un ciclista de 26 años que falleció luego de un trágico accidente en bicicleta. Un equipo de cirujanos del NYU Langone Medical Center realizó el trasplante de rostro, siendo el más detallado que se ha hecho hasta ahora.

Al ser entrevistado por la revista New York, Hardison dijo “es mío”, al referirse a su nuevo rostro y tras su delicada recuperación. Durante 12 años, ha sido sometido a 71 cirugías reconstructivas.

En 2012 el bombero héroe recibió la promesa de recuperar la figura de su cara por parte del doctor Eduardo Rodríguez. Desde entonces, el cirujano inició la búsqueda del donante adecuado.

Luego de dos falsas alarmas, el pasado 12 de agosto Hardison recibió la noticia de que ya habían encontrado a un posible donante. El candidato ideal fue David Rodebaugh, un joven ciclista que quedó en estado de coma el 22 de julio tras un accidente.

 A la izquierda: David Rodebaugh, el donante. A la derecha: Patrick Hardison, antes de las quemaduras. (Captura de pantalla)

A la izquierda: David Rodebaugh, el donante. A la derecha: Patrick Hardison, antes de las quemaduras. (Captura de pantalla)

Rodebaugh, pertenecía a un club de ciclistas y trabajó en un taller mecánico hasta el día de suaccidente, de hecho ese fue su ultimo día de trabajo porque lo habían despedido. Cuando se dirigía a casa en su bicicleta, un peatón se atravesó en su camino y terminó por estrellarse en el pavimento.

Semanas después del accidente el joven fue declarado muerto, mientras Hardison ya estaba listo en un quirófano para que le retiraran su desfigurado rostro y le trasplantaran el nuevo. Tras varios contratiempos en la cirugía, que consistió en la mayor cantidad de tejido facial vez trasplantado, el bombero se recupera rápidamente y es capaz de sonreír.

Hardison, antes y después del trasplante de rostro. (Captura de pantalla)
Hardison, antes y después del trasplante de rostro. (Captura de pantalla)

Aunque apenas se está acostumbrando a su nuevo rostro, aún existe el peligro, además del dolor, pues puede rechazar el tejido. El New York Post detalla que cinco de 30 pacientes que han recibido un trasplante facial, cinco han muerto tras rechazarlo.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui