Renuncia gobernador de Alabama y se declara culpable de amorío

Mantuvo una relación con una alta funcionaria y usó dinero público

(NOTICIAS YA).- El republicano Robert Bentley presentó su renuncia como gobernador de Alabama el lunes, tras un año de estar en el ojo del huracán por acusaciones de que usó recursos públicos para mantener una aventura con una de sus funcionarias de alto nivel.

Bentley recibió mucha presión para que se retirara por el escándalo sexual y esta semana se intensificaron las exigencias para que dejara la mansión de gobierno.

Finalmente dimitió y al mismo tiempo se declaró culpable de dos cargos menores; uno por no presentar un reporte de grandes contribuciones y otro por aprovechar donativos destinados a campañas políticas para uso personal, informó la Fiscalía.

Amo a la gente de este estado con todo mi corazón”, dijo ante los medios cuando presentó su renuncia en el capitolio estatal.

Antes de llegar ahí, se presentó en la cárcel del condado Montgomery para que le tomaran la fotografía para su expediente penal.

Para probar su aventura, el viernes se presentó un reporte de tres mil páginas que detalla varias indiscreciones que el gobernador presuntamente trató de mantener en secreto mientras estuvo envuelto en una aventura con su asesora casada, Rebekah Caldwell Mason.

En el reporte se detalla que Bentley envió emoticons con ojos de corazón a Caldwell.

Lo acusan de haber intimidado con amenazas al personal que trabajaba para la primera dama, para que no lo delataran.

También detallan la forma en que la pareja furtiva se quedaba a puerta cerrada y luego Mason salía “con el cabello y la ropa desarreglados”.

La Comisión de Ética de Alabama recomendó el miércoles que Bentley enfrente cuatro cargos por delitos graves relacionados al financiamiento de campañas y al fraude relacionado a su aventura.

Finalmente llegó a un acuerdo con el Fiscal y se declaró culpable para intentar que los delitos sean considerados menores.

Bajo el convenio, Bentley pasará hasta un año en libertad condicional y 100 horas de servicio comunitario, el que se espera que preste en su profesión como dermatólogo con licencia.

Deberá regresar $37 mil dólares al estado que correspondían a fondos de campaña y podría enfrentar cárcel, pero es poco probable.

Hasta antes de renunciar, Bentley había negado fervientemente que hubiera hecho algo indebido que pudiera costarle su trabajo. Nunca admitió completamente su aventura, a pesar de la grabación de una llamada telefónica en la que declara su amor a una mujer llamada Rebekah.

Finalmente la presión de su partido republicano lo llevó a firmar su renuncia.

Lo sustituye la teniente Kay Ivey, la segunda mujer gobernadora en la historia del estado.




Renuncia gobernador de Alabama y se declara culpable de amorío

Mantuvo una relación con una alta funcionaria y usó dinero público