Hijo del dueño de los Broncos de Denver es arrestado en California

El hombre conducía bajo la influencia del alcohol poniendo en peligro a otros conductores

(NOTICIAS YA).-  John Bowlen, de 31 años, hijo del dueño de los Broncos de Denver, Pat Bowlen, fue arrestado este fin de semana por manejar en exceso de velocidad y bajo la influencia del alcohol, en el área de Paso Robles, California.

Bowlen, fue llevado a la prisión del condado de San Luis Obispo con cargos de manejar bajo la influencia del alcohol o drogas y por el delito de presentar más alcohol en su sangre del límite en el estado de California, .08 porciento.

Su descuido al conducir, desató varias llamadas de emergencia de conductores que manejaban a su alrededor.

Testigos reportaron que un conductor peligroso manejaba un Jeep Cherokee gris, de un lado a otro y a una velocidad de más de 100 millas por hora.

Cuando todos los carriles de la carretera lo bloqueaban por ir a una velocidad limite, Bowlens se metía en medio de los carriles o por las orillas para poder rebasar. 

Según los reportes, mientras las autoridades intentaban dar con él, las llamadas al 911 aumentaban por personas que lo veían pasar.

Un patrullero estatal logró detenerlo cuando el jeep pasó a su lado.  El oficial  reportó que habían botellas de alcohol abiertas dentro del vehículo y un cachorro cocker spaniel.

Cuando los oficiales intentaron arrestarlo, Bowlens, quien reside en Redondo Beach, intentó sobornar a los oficiales, manifestando quien era su padre.

El portavoz de la patrulla estatal de California, Tim Neumann, informó que Bowlens no quiso cooperar con las autoridades e intentó dejarles en claro varias veces que era “hijo del dueño de los Broncos de Denver”, lo cual no sirvió de nada, ya que fue arrestado como cualquier otro ciudadano que rompe la ley.

En junio del 2015, Bowlens fue arrestado por un incidente de violencia doméstica, donde según los reportes, el sujeto empujó a su novia a una pared del baño.

También fue acusado de delito “Clase 1”, por supuestamente haber colgado el teléfono, cuando la mujer intentaba pedir ayuda al 911. 

En la llamada se escucha a la víctima gritando cuando se corta la llamada.  La operadora del 911, regresó la llamada a la cual contestó Bowlen, quien dijo que su novia solamente estaba borracha y que todo estaba bien.

En la misma llamada, también manifestó que era amigo del alcalde y que todo mundo sabía quién era él.

Bowlen fue condenado en abril del 2016, pero apeló su caso argumentando que el oficial que lo arrestó no llenó adecuadamente su citación.

La suprema corte de Colorado se negó a revisar su apelación.

Pat Bowlen, fue diagnosticado con Alzheimer y se alejó de las actividades diarias del equipo en julio del 2015.




Nuesotrs Héroes

Las Más Leídas

Las Más Leídas

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui