Rinoceronte blanco del sur
Fotografía: San Diego Zoo
Rinoceronte blanco del sur
Fotografía: San Diego Zoo

El embarazo de una rinoceronte podría salvar a toda una subespecie

Su embarazo será una prueba para luego utilizar a la hembra como madre subrogada de otros rinocerontes.

(NOTICIAS YA).- Una rinoceronte blanco del sur ha quedado preñada a través de inseminación artificial en el Parque Safari del Zoológico de San Diego, dando así esperanzas de salvar la subespecie de uno de los animales más reconocidos en el mundo, anunciaron investigadores este jueves.

Desde que Victoria fue fecundada a través de inseminación artificial, la futura madre ha estado monitoreada por científicos para determinar si podrá llevar a la cría durante el proceso de gestación que dura entre 16 y 18 meses.

Para la directora de ciencia reproductivas del Instituto de Investigación para la Conservación del Zoológico de San Diego, Barbara Durant, la confirmación de su embarazo representa un evento histórico pero también un paso importante en el esfuerzo de salvar al rinoceronte blanco del norte.

LEE: Muere el último rinoceronte macho blanco del norte

Si el embarazo resulta con éxito, los investigadores esperan que pueda convertirse en madre subrogada de rinocerontes blancos del norte y pueda ayudar a criar a estos animales que están en peligro de extinción y de los cuales solo quedan dos hembras que no son capaces de tener crías.

La noticia del embarazo de Victoria también llega dos meses luego de la muerte de el último rinoceronte blanco del norte macho llamado Sudan, quien tuvo que ser sacrificado debido a su edad y deteriorada salud.

LEE: Nace rinoceronte blanco en San Diego luego de 10 años de intentos

Durant explicó que a demás deberán determinar si la rinoceronte ha probado ser capaz de llevar al feto durante todo el periodo antes de arriesgarse implantarle embriones congelados de Sudan en la rinoceronte blanco del sur.

La meta de este tipo de pruebas entre dos subespecies es el poder crear una manada de entre cinco y 15 rinocerontes blancos del norte que luego serían trasladados a su hábitat natural en África; un proceso que podría durar varias décadas.

Explicaron que mientras transcurre el embarazo y las pruebas, se trabajará para desarrollar técnicas de fertilización de huevos y el crecimiento de embriones hasta el punto en el que estén listos para ser transferidos a una madre subrogada.

 




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui