estrés
Flickr
estrés
Flickr

¿Cómo controlar tus emociones en situaciones desesperadas?

Situaciones de la vida diaria pueden sacarte de quicio, aprende a controlarte

(NOTICIAS YA).-A veces todos caemos víctimas de las emociones y situaciones del momento, y perdemos el control no solo de lo que pensamos sino de cómo reacciona el cuerpo ante ello. Si bien muchas personas tienen más habilidad de controlarse, a todos les llegará la hora de no poder hacerlo tan fácilmente. Es por eso que hay que tener una caja de herramientas que puedan salvarnos y que funcionen en la mayoría de los casos.

Molestia, angustia, preocupación, ira, terror, cansancio; estas y más emociones pueden llegar a niveles extremos y hacernos actuar de forma inapropiada, insegura o inoportuna. Podría incluso ser perjudicial a nuestra salud, nuestra carrera profesional y relaciones interpersonales.

LEE: Las ‘microvacaciones’ son el secreto para combatir el estrés laboral

Hay métodos que a largo plazo ayudan a controlar las emociones, como la meditación, técnicas de pensamiento positivo y otras cosas; no obstante, y aunque es recomendable ponerlas en práctica, todas ellas toman tiempo, perseverancia y trabajo constante.

¿Qué hacer entonces cuando, en un momento, perdemos el control de nuestras emociones y necesitamos retomarlo? Aquí algunas recomendaciones de la revista Psychology Today que pueden ayudarte.

  1. Corta la espiral de pensamientos negativos

Cuando algo malo pasa, ¿sueles darle vueltas en la cabeza? Seguro te ha ocurrido: por horas piensas qué debiste hacer o decir, cómo pudiste evitarlo, en qué tuviste la culpa o quién tuvo la culpa.

Todo esto genera una cadena de pensamientos negativos que no llevan a ningún lado, es importante cortarla y una buena manera de hacerlo es pensar en otra cosa. ¿Suena fácil? Sí, pero es complicado. Para ello podrías recurrir a un simple truco: observar objetos.

Puede parecer simple, pero contar y describir mentalmente los objetos a tu alrededor puede ayudarte a desviar tu atención a cosas más simples y así darle un descanso a tu mente.

Si tienes la posibilidad, una breve caminata también ayuda.

VIDEO: Ira al volante termina en ataque racista por parte de latino

  1. Respira profundamente

Otro método simple pero sumamente efectivo es hacer ejercicios de respiración, y aunque parezca mentira, la ciencia lo respalda.

Al respirar profundamente, se activa el sistema nervioso parasimpático, el que se encarga de las reacciones involuntarias del cuerpo y de la producción y restablecimiento de la energía, es por eso que el viejo consejo de “respirar profundamente” es verdadero.

  1. Genera emociones positivas

Dentro de lo malo o lo que te haga molestar, trata de encontrar algo positivo: si se trata de una pelea con tu pareja, míralo como una posibilidad de mejorar la comunicación; si tu jefa te llamó la atención, velo como una oportunidad de mejorar en tu trabajo.

Si nada de eso funciona, busca videos y fotos graciosas e inspiradoras en línea, buenas noticias o algo que te mejore el humor y te aparte de la negatividad del momento.

  1. Practica la aceptación

Cuando algo que te perturba ocurre, trata de preguntarte si es posible cambiarlo; si no, acepta las cosas como son y sigue con tu vida, y admite que tus emociones (enojo, angustia o más) no ayudarán a cambiar el origen de las cosas. “Aceptar las cosas tal cual como son” es la meta.

LEE: Le rompió el brazo a una mujer durante incidente de furia al volante

  1. Bájale al café y a las bebidas azucaradas

La cafeína y el azúcar ayudan a dar energía, pero a veces eso también contribuye a que tu nerviosismo y ansiedad empeoren. Si un día sientes que estás ansiosa pero no encuentras el motivo, considera bajar tu consumo de cafeína al menos por un tiempo, hasta que recuperes la calma.

  1. Haz ejercicio

Si después de seguir todos estos pasos sigues teniendo dificultades para controlar tus emociones, es hora de recurrir a la cura y prevención de miles de males: el ejercicio.

Corre un poco, has sentadillas, lagartijas, levanta pesas, cualquier cosa que eleve tu ritmo cardíaco con actividad física, ya que el ejercicio cardiovascular es una gran manera de mejorar tu ánimo, además de satisfactorio, te dejará algo cansada y podrás relajarte con más facilidad, despejar tu mente y sentirte sana.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui