inyección
Pixabay
inyección
Pixabay

Enfermera envenenó a 20 pacientes para que no murieran en su turno

La mujer quería evitar ser quien diera la noticia de la muerte a las familias y se aseguró de que eso no le tocara a ella

(NOTICIAS YA).- Una enfermera japonesa es acusada de envenenar al menos a 20 pacientes, que supuestamente estaban a punto de fallecer, para asegurarse de que murieran fuera de su turno y así evitar dar la devastadora noticia a la familia.

Ayumi Kuboki, de 31 años, supuestamente envenenó a varios pacientes mayores al inyectarles una solución antiséptica en el Hospital Oguchi, al sur de Tokio, en 2016.

La misma enfermera le dijo a la policía que “aceleró” la muerte de los pacientes para que murieran en el turno de otra y no le tocara a ella avisar a los familiares, según detalla Daily Mail con información del periódico Asahi Shimbun.

“Sería problemático si esa responsabilidad recayera sobre mí”, supuestamente fue lo que dijo Kuboki a los investigadores.

Dar la noticia de una muerte a la familia es responsabilidad de las enfermeras en turno del Hospital Oguchi.

La investigación que llevó al arresto de la enfermera inició cuando una de sus compañeras descubrió burbujas en el interior de la bolsa de goteo intravenosa del paciente Nobuo Yamaki, de 88 años, luego de su muerte en septiembre de 2016.

LEE: Enfermero mexicano vendía órganos y asesinaba a sus clientes

Las burbujas son una indicación de que una bolsa ha sido potencialmente manipulada, destaca Daily Mail.

En una autopsia los médicos encontraron una alta concentración de solución antiséptica en el torrente sanguíneo del paciente y determinaron que había muerto por envenenamiento.

Luego realizaron una autopsia a otro paciente de 88 años, Sozo Nishikawa, que había compartido habitación con Yamaki. En el cuerpo del hombre también encontraron la solución antiséptica.

Tras la “coincidencia”, la policía inició una investigación.

LEE: Enfermera exhorta a colegas a “hacer sufrir” a las mujeres que aborten

Poco después se descubrió un antiséptico en los cuerpos de otros dos pacientes, un hombre de 89 años y una mujer de 78, que no han sido nombrados.

La policía descubrió diez bolsas de goteo intravenosas sin usar en la estación de enfermeras, que estaban contaminadas con la solución antiséptica. Además, los paquetes tenían pequeños pinchazos en los sellos de goma, lo que indica que el antiséptico había sido inyectado en ellos.

Los agentes inspeccionaron todos los uniformes utilizados por las enfermeras y en un bolsillo descubrieron antiséptico, era el uniforme de Kuboki.

FOTOS: Enfermera arrestada acusada de matar a 8 bebés

Tras ser arrestada, la mujer confesó que mató a 20 pacientes, intentando justificar que solo fue a los que estaban muy enfermos.

Sin embargo, dentro de la investigación ha destacado que algunos de los pacientes que murieron en sus manos no tenían una enfermedad terminal.

Kuboki comenzó a trabajar en el Hospital Oguchi en 2015, donde era conocida como una empleada callada pero competente, menciona el diario británico.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui