Policías acuden a primer partido de fútbol de hijo de compañero caído

El jovencito de 13 años no estuvo solo, oficiales de distintas corporaciones se dieron cita en el campo para mostrarle su apoyo

(NOTICIAS YA).- Policías de varias corporaciones de Texas se dieron cita en el campo de fútbol americano de una escuela para apoyar al hijo de uno de sus compañeros caído en cumplimiento de su deber, el oficial José “Speedy” Espericueta.

Joaquín enorgulleció a su padre cuando entró al equipo de fútbol americano de su escuela, lamentablemente él no puedo estar presente durante su primer partido, tras ser asesinado en junio pasado.

“De lo único que no pudo dejar de hablar fue de que Joaquín comenzó a jugar fútbol este año”, dijo el domingo el oficial de policía Javier Lara a CNN, recordando sus pláticas con José, quien ansiaba ver el debut de su hijo.

LEE: Muere oficial José Espericueta tras ser baleado por sospechoso

Sin embargo, el jovencito de 13 años no estuvo solo, oficiales de distintas corporaciones se dieron cita en el campo para mostrarle su apoyo y hacerle saber que no está solo a pesar de la ausencia de su padre.

Al ser el primer partido de fútbol, ​​reunimos agencias de todo el valle para hacerle saber que todavía estamos allí, aunque su padre no”, dijo Lara, destacando que le prometieron a la familia estar presentes en todos los eventos especiales.

LEE: Policías llevan al hijo de su compañero caído al primer día de clases

El pasado sábado, oficiales del Departamento de Policía de Mission, de la Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, se presentaron en la Cathey Middle School de McAllen para ver a Joaquín, quien cursa el séptimo grado.

Los oficiales fueron testigos de que el adolescente fue nombrado capitán honorario.

Antes del juego, Joaquín y varios oficiales fueron al centro del campo para el lanzamiento de la moneda ceremonial, y un helicóptero voló por encima en honor de Espericueta.

Esta no es la primera ocasión en que los oficiales están presentes para la familia de Espericueta. Docenas de oficiales le dieron la bienvenida a Joaquín en su primer día de escuela, y otros ayudaron a su hermana a mudarse a San Antonio para continuar con sus estudios.

LEE: Policías sorprenden a niño después de que nadie fue a su cumpleaños

Espericueta fue asesinado en junio mientras respondía a una llamada de ayuda de una mujer que dijo que su hijo había disparado a su automóvil. Cuando Espericueta intentó ponerse en contacto, el hombre supuestamente comenzó a correr, luego se dio la vuelta y le disparó, detalla CNN.

El oficial murió más tarde en el hospital, siendo el primero en perder la vida en cumplimiento de su deber desde diciembre de 1978.




Policías acuden a primer partido de fútbol de hijo de compañero caído

El jovencito de 13 años no estuvo solo, oficiales de distintas corporaciones se dieron cita en el campo para mostrarle su apoyo