Temen que inmigrantes se queden fuera del Censo 2020

La Oficina del Censo anunció que suspenderá antes de tiempo el conteo de personas debido a coronavirus.

censo
censo

(POLÍTICA YA). – La Oficina del Censo de Estados Unidos anunció que la recopilación de datos de campo finalizará un mes antes de lo planeado originalmente.

TRUMP ORDENA QUE NO SE CUENTEN LOS INDOCUMENTADOS EN CENSO 2020

El Censo también pondrá fin a sus esfuerzos intensivos para llamar a las puertas de los hogares que no completaron la encuesta en línea, en papel o por teléfono.

Ahora, para que sean contados los hogares deben completar la encuesta antes del 30 de septiembre, en lugar del 31 de octubre, como lo había anunciado la Oficina del Censo cuando ajustó los planes debido a la pandemia del coronavirus.

Mientras que la medida podría ser una señal de que el gobierno del presidente Donald Trump ha abandonado su plan para ampliar la ventana para contar a la población, círculos políticos temen que ahora el contero producirá datos menos fiables porque pasará por alto comunidades difíciles de contar, incluidas las minorías y los inmigrantes.

El cambio es parte de un esfuerzo por “acelerar la finalización de la recopilación de datos y la distribución de los recuentos” antes de la fecha límite de fin de año, dijo el director de la Oficina del Censo Steven Dillingham en un comunicado.

“El nuevo plan de la Oficina del Censo refleja nuestro compromiso continuo de llevar a cabo un conteo completo, proporcionar datos de distribución precisos y proteger la salud y la seguridad del público y nuestra fuerza laboral”, añadió.

NUEVO ESCRUTINIO

Pero, por su decisión, la Oficina del Censo enfrenta  ahora un nuevo escrutinio sobre la precisión del recuento de población de EE.UU. por parte de esa entidad que ya ha sido interrumpido por la pandemia de coronavirus.

EL CORONAVIRUS LE QUITA IMPULSO AL CENSO 2020

Expertos del censo, académicos y activistas de derechos civiles temen que el conteo acelerado pueda dañar su minuciosidad y producir datos inexactos que tendrán efectos duraderos durante la próxima década.

El censo, que ocurre cada 10 años, determina cuántos representantes obtiene cada estado en el Congreso y cómo se gastan miles de millones de dólares en fondos federales.

Las escuelas, las carreteras y otras cosas importantes las comunidades obtendrán, o perderán, fondos en los próximos 10 años, dependiendo de este conteo oficial de la población.

Y si bien el censo de este año se ha basado más en la recopilación de respuestas por teléfono, correo electrónico o en línea, laún necesitará una operación de campo sólida en las próximas semanas para llegar a las comunidades minoritarias.

 



Temen que inmigrantes se queden fuera del Censo 2020

La Oficina del Censo anunció que suspenderá antes de tiempo el conteo de personas debido a coronavirus.