España busca reforzar la justicia internacional para combatir el terrorismo

Agustín de Gracia Naciones Unidas, 27 mar (EFEUSA).- El Gobierno de España se mostró hoy a favor de reforzar los mecanismos jurídicos globales para combatir el terrorismo, algo que podría incluir la creación de una corte penal internacional que lleve específicamente esos casos. La idea fue defendida por el ministro español de Asuntos Exteriores, José […]

Agustín de Gracia

Naciones Unidas, 27 mar (EFEUSA).- El Gobierno de España se mostró hoy a favor de reforzar los mecanismos jurídicos globales para combatir el terrorismo, algo que podría incluir la creación de una corte penal internacional que lleve específicamente esos casos.

La idea fue defendida por el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en su intervención de hoy ante el Consejo de Seguridad de la ONU y en una reunión con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

"España está con otros países dándole vueltas a la creación de una corte penal internacional específicamente dedicada a la lucha contra el terrorismo", afirmó García-Margallo en declaraciones a los periodistas en la sede de Naciones Unidas.

La idea, agregó, es que crímenes terroristas o los perpetrados por grupos extremistas "no queden impunes". "Hemos constatado que en África no se ha condenado nunca a ninguna persona por temas de terrorismo, por tanto algo hay que hacer", agregó.

La propuesta fue lanzada en un debate del Consejo de Seguridad de la ONU para analizar los ataques contra grupos étnicos y religiosos en Oriente Medio, un foro en el que fue condenada en duros términos la violencia que genera el yihadismo.

Ante el consejo, García-Margallo propuso la creación de un mecanismo jurídico internacional "especializado" para "enjuiciar los crímenes cometidos por el extremismo violento", teniendo en cuenta que "la lucha contra la impunidad es irrenunciable".

La propuesta fue desarrollada después por García-Margallo en sus declaraciones a los periodistas. Ahí recordó que se trata de una iniciativa que ya fue analizada antes de la II Guerra Mundial, aunque se interrumpieron las gestiones por el conflicto bélico.

Ahora, insistió, García-Margallo, "es el momento oportuno".

Actualmente funciona la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, que juzga, entre otros delitos, crímenes contra la humanidad o de guerra, con funciones fijadas en el Estatuto de Roma, que fue firmado en 1998.

Pero algunos países, entre ellos Estados Unidos, Israel y China, no han ratificado el tratado y por lo tanto no reconocen la jurisdicción de la CPI. El tratado sí ha sido firmado por 123 países.

Consultado García-Margallo por qué no utilizar la CPI para juzgar delitos de terrorismo, o por qué no ampliar sus funciones, el ministro recordó que hay "países importantes" que no reconocen el Estatuto de Roma.

"Si queremos que eso tuviese eficacia, parece que la fórmula más rápida sería la corte penal internacional (que propone), pero si es posible que sea la propia corte de La Haya la que se haga cargo de estos crímenes con un mecanismo especial dedicado a esto no hay ningún inconveniente", agregó el ministro español.

"No se trata de crear organismos por crear organismos -insistió-. Se trata de crear organismos que sirvan para lo que están pensados. La incorporación de algunos países que no están en el Estatuto de Roma me parece importante en este contexto".

Al hablar de plazos, García-Margallo confió en que se pueda ejecutar esta iniciativa en unos dos años.

"Teniendo en cuenta que esto lleva arrástrándose en los pasillos desde 1937, si logramos hacerlo en un plazo razonable de dos años será un récord de velocidad", añadió.

En sus declaraciones a los periodistas, en la Sala Qatarí de la sede de Naciones Unidas, el ministro español dijo que del tema había hablado con Ban Ki-moon durante la reunión que mantuvo con él previamente.

El alto funcionario español dijo que había hablado con él también sobre su iniciativa, planteada durante su intervención en el Consejo de Seguridad, para que se nombre un representante especial de la ONU que se encargue de coordinar todas las iniciativas que hay en la lucha contra el extremismo.

Asimismo, añadió que España va a proponer una reunión de alto nivel para estudiar el fenómeno de los extranjeros reclutados por el yihadismo.

"Se trata en definitiva de pasar de las musas al teatro y que tengamos una acción realmente efectiva", afirmó.



España busca reforzar la justicia internacional para combatir el terrorismo