Desplazados viven crisis por búsqueda del Chapo

Si se quedan en su hogar se arriesgan a estar en el fuego cruzado entre militares y sicarios

(ENTRAVISION).-  La zona de búsqueda de Joaquín “el Chapo” Guzmán es un campo de batalla desde que se realizan operativos militares para localizarlo, describen las familias desplazadas del municipio de Tamazula, Durango al de Cosalá, Sinaloa.

Tuvieron que dejar su pueblo debido a la presencia de la Marina y el Ejército que aumentó recientemente y cuentan que desde que iniciaron los operativos de la Marina se escuchan detonaciones constantemente y el ruido de las aeronaves que sobrevuelan la zona.

Unas 250 familias se refugiaron en el municipio de Cosalá, la mayoría en casa de algún conocido informó el alcalde Samuel Lizárraga Valverde, dijo que el DIF lleva un registro de ellos para brindarles apoyo.

La Comisión de Derechos Humanos de Sinaloa y la organización Artículo 19 definieron la situación en Cosalá como una crisis humanitaria pues son alrededor de 600 personas las que requieren ayuda porque dejaron todo en su hogar.

Algunos cuentan que salieron corriendo a la sierra cuando los ataques armados llegaron a su comunidad y que pasaron días sin alimento hasta que llegaron a lugar seguro.

Ellos afirman que quieren regresar, pero el gobierno les advierte que sería bajo su propio riesgo.

Reconocen que si se quedan en sus comunidades se arriesgan a estar en el fuego cruzado debido a los enfrentamientos entre militares y sicarios, que son constantes según relatan los mismos desplazados.

El senador panista Francisco López Brito, propuso que se apoye a los refugiados con campamentos en donde reciban atención médica y que asignen maestros para los niños.

De estos operativos se informó el jueves que “el Chapo” estuvo acorralado y resultó herido en la cara, pero consiguió huir.

Con información de SinEmbargo y Noroeste



Desplazados viven crisis por búsqueda del Chapo

Si se quedan en su hogar se arriesgan a estar en el fuego cruzado entre militares y sicarios