Acusan a pandilleros latinos de atacar a afroamericanos en LA
Acusan a pandilleros latinos de atacar a afroamericanos en LA

Acusan a pandilleros latinos de atacar a afroamericanos en LA

Buscaban hacer que se mudaran debido a su raza, por lo que los ataques han sido calificados como crímenes de odio

(EFEUSA).- Siete latinos vinculados a una pandilla de Los Ángeles fueron acusados de diez cargos por atacar con cócteles molotov a un grupo de residentes afroamericanos en los edificios de vivienda popular Ramona Gardens, informó hoy la Fiscalía.

Según la acusación, los hispanos son miembros o colaboradores de la pandilla Hazard Grande y buscaban hacer que los afroamericanos se mudaran debido a su raza, por lo que los ataques han sido calificados como delitos de odio.

“Los acusados utilizaron bombas incendiarias para sacar a las víctimas de sus hogares en razón de su raza”, declaró hoy Vanita Gupta, fiscal general adjunto principal de Los Ángeles y jefe de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.

“Este es un crimen de odio. Este tipo de violencia y de intimidación no tiene lugar en nuestra sociedad”, agregó Gupta.

Carlos Hernández, alias “Creeper” y “Rider”, de 31 años; José Saucedo, alias “Lil’ Moe”, de 22; Francisco Farías, alias “Bones”, de 25; Josue Garibay, alias “Malo”, de 23; Edwin Félix, alias “Boogie”, de 23; Jonathan Portillo, alias “Pelón”, de 21; y Joel Matthew Monarrez, alias “Gallo”, de 21 años, fueron acusados de conspiración para violar derechos civiles.

Igualmente recibieron cargos por conspirar para utilizar fuego y explosivos para cometer un delito federal, encubrimiento, violencia criminal para promover la delincuencia e interferencia con los Derechos de Vivienda.

Hernández y Farías también fueron acusados de posesión, uso y porte de un arma de fuego durante un crimen violento y Félix además fue acusado de dar declaraciones falsas al Buró Federal de Investigación (FBI).

De acuerdo con la investigación, a principios de mayo de 2014, Hernández presidió una reunión de miembros de la pandilla Hazard en la que instruyó a los participantes a utilizar cócteles molotov contra algunas viviendas ocupadas por familias afroamericanas en el complejo Ramona Gardens.

Con la finalidad de sacar estos residentes del vecindario, el 11 de mayo, Día de la Madre, durante otra reunión, Hernández distribuyó los materiales que se usarían durante el ataque, entre los que estaban las bombas incendiarias y disfraces, entre otros.

El ataque contra varias viviendas ocurrió el 12 de mayo, mientras la mayoría de sus miembros se encontraban en su interior.

De ser condenados por todos los cargos, los acusados enfrentan penas de más de 100 años en prisión, mientras Hernández y Farías pueden recibir cadena perpetua.







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui