Acuerdan 1 millón para familia de menor fallecido en cruce fronterizo

El joven perdió la vida después de beber metanfetamina líquida mientras era cuestionado en segunda inspección de la garita Peatonal de San Ysidro.

(NOTICIAS YA).- La demanda contra dos agentes federales que detuvieron a un joven que perdió la vida luego de que tomara metanfetamina líquida mientras era cuestionado en la garita de San Ysidro finalizó con el acuerdo de un millón de dólares para los miembros de su familia.

El incidente ocurrió el 18 de noviembre de 2013, cuando Cruz Velázquez Acevedo de entonces 16 años intentó cruzar a Estados Unidos por la garita peatonal de San Ysidro.

El primer oficial notó que Velázquez estaba temblando y comenzó a cuestionarlo sobre si llevaba algo con él hasta que finalmente le pidió que pusiera su mochila sobre la mesa. El oficial encontró dos botes con un contenido líquido naranja.

El joven declaró que el contenido era jugo que había comprado en México y que tenía el recibo de compra, sin embargo el oficial sospecho que dos botes de diferente tamaño y con diferentes etiquetas tuvieran el mismo líquido, por lo que lo refirió a segunda inspección.

Los documentos de la demanda señalan que durante la segunda revisión, los oficiales Adrián Perallon y Valerie Baird pidieron al joven que bebiera de la botella para comprobar que en realidad era jugo; después le pidió que diera otro sorbo.

Después de un par de minutos los agentes le ofrecen la botella más grande y le volvieron a pedir que tomara más del líquido. A lo que Cruz volvió a beber en otras dos ocasiones.

Después de alrededor de treinta minutos de estar detenido en segunda inspección el joven comenzó a sudar en gran cantidad y para el momento en el que lo llevaron a la oficina de seguridad el jóven ya temblaba incontrolablemente y mostraba signos de dolor.

Cruz fue trasladado al hospital Sharp en Chula Vista, donde momentos más tarde fue pronunciado muerto.

Los documentos de la corte señalan que uno de los oficiales había declarado falsamente que el mismo joven se había ofrecido a beber de la botella para demostrar que era jugo.

Marcelino Velázquez, padre de Cruz, interpuso la demanda por agresión, negligencia y angustia emocional intencional en la cual se llegó a un acuerdo este lunes en el que sus padres recibirán una compensación.




Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui