Madre comparte un caso de ahogamiento secundario para alertar a los padres

Las enfermeras de cuidados intensivos animaron a Darcy a compartir su historia para ayudar a otros.

Foto: Thinkstock

(NOTICIAS YA).-Este pequeño de tres años y medio no reaccionó por más de seis horas en el hospital después de haber estado bajo el agua por menos de treinta segundos por saltar a una piscina sin un chaleco salvavidas, informó Popsugar.

La madre, Darcy McQueeny, recuerda que sacaron del agua a su hijo completamente consciente aunque con un poco de tos. Y si ella no hubiera vigilado el estado de salud del niño durante esa tarde, tal vez no hubiera salido con vida.

Primero hay que saber que el ahogamiento secundario ocurre cuando el agua entra en los pulmones, y los síntomas, que incluyen fatiga y tos pueden no aparecer hasta horas más tarde, añade la fuente.

Aunque el niño comió, Darcy notó que seguía con tos y apenas podía mantener los ojos abiertos, por lo que decidió llevarlo a la sala de emergencias. Pero mientras estaba en el hospital, su hijo empezó a arder en fiebre y dejó de responder:

"Todos los que nos conocimos en cuidados intensivos comentaron lo increíblemente afortunado que era de estar vivo, no sólo porque no se ahogó inicialmente, sino porque estaba en un riesgo gigantesco de ahogamiento secundario", dijo Darcy en su post a Facebook.

Esas enfermeras animaron a Darcy a compartir su historia para ayudar a que otros padres pueden prevenir una terrible situación como esta:

"Quiero que la gente sepa que la seguridad en el agua debe ser la prioridad para los padres y los padres no debemos dejar a nuestros niños desatendidos. Lo que la mayoría de los padres no saben es que incluso después de tomar las precauciones, cuando estos accidentes ocurren los niños siguen en peligro, incluso después de haber salido del agua plenamente consciente. Si no hubiéramos estado en un hospital, pude haberlo perdido. Quiero que la gente sepa que incluso si alguien parece estar bien después de un accidente en el agua, puede que no lo esté."

En este caso, su hijo era observado por dos adultos que lo sacaron del agua casi al instante; estuvo menos de 30 segundos pero aun así presentó complicaciones.

Tienes que saber que el llamado, ahogamiento secundario, le puede suceder a cualquier niño, pero esto no es exclusivo de las piscinas o albercas; el ahogamiento puede ocurrir de la inhalación del agua en cualquier momento, mientras alguien se está bañando por ejemplo.

Si tu hijo está mostrando cualquier tipo de síntomas respiratorios hasta 24 horas después de algún incidente con agua, no esperes a hacer algo al respecto y acude al médico, advierte Darcy.

Es mejor estar informado sobre las señales cuando se trata de la seguridad para salvar la vida de tu hijo.



Madre comparte un caso de ahogamiento secundario para alertar a los padres

Las enfermeras de cuidados intensivos animaron a Darcy a compartir su historia para ayudar a otros.