Arrestan a niño de siete años con necesidades especiales en Texas

Una imagen del pequeño esposado frente a dos agentes está causando indignación

[ooyala code="tuY2o4YjE6x4Jmd7bgT6Lh9JW7-2bQIA" player_id="c0650cd11a074588a639af2797e1a6b5" width="1920" height="1920" auto="true"] (NOTICIAS YA).- Un niño de tan solo siete años con necesidades especiales fue arrestado por policías de un distrito escolar en Texas y trasladado a un centro de salud mental sin que informaran a su familia.

Una imagen del pequeño Yosio López, esposado frente a dos agentes está causando indignación luego de que la familia denunciara que fue arrestado con uso excesivo de la fuerza.

El menor es estudiante de un programa para niños con necesidades especiales en la escuela Gabe P. Allen, en Dallas, y el pasado 9 de mayo habría sido sometido y arrestado, según denuncia su familia.

Su madre, April Odis, dice que su pequeño hijo tiene un trastorno de hiperactividad con déficit de atención y un trastorno afectivo, lo que hace que se porte mal. “Mi hijo tienen necesidades especiales y requiere necesidades especiales”, explicó.

Cuando Yosio se alteró a principios de este mes en su escuela los maestros llamaron a la policía del distrito escolar para contenerlo, según denuncia su madre.  El pequeño fue esposado y aseguran que incluso utilizaron una pistola eléctrica en su contra.

Después de ser contenido fue trasladado a un centro de salud mental, sin siquiera consultar a la madre del niño. El abogado de la familia, Amar Dhillon, dice que sin duda los agentes utilizaron un uso excesivo de la fuerza.

Ante el caso, el Distrito Escolar Independiente de Dallas dijo que “la imagen que pudieron ver es de un estudiante siendo contenido para protegerlo de cualquier otro daño”, son partes de las declaraciones emitidas a CNN.

Aunque a otro medio, Mundo Hispánico, le dijeron que no podían confirmar los hechos debido a normas de privacidad que protegen a los estudiantes y sus familias.

Arrestan a niño de siete años con necesidades especiales en Texas

Una imagen del pequeño esposado frente a dos agentes está causando indignación