Rostros de la inmigración: la historia de Jose de Honduras hasta Tijuana
Rostros de la inmigración: la historia de Jose de Honduras hasta Tijuana

Rostros de la inmigración: la historia de Jose de Honduras hasta Tijuana

Caminó por varias semanas con una fractura en la rodilla sin saberlo, pero nada lo detuvo para seguir su trayecto “al norte”.

(NOTICIAS YA).- La caravana migrante, además de reunir a miles de personas en un mismo propósito, también esta conformada por historias únicas y dramas increíbles que algunas familias de refugiados han atravesado para poder llegar a la frontera norte de México.

Entre estos “rostros de la inmigración” destaca el de un niño llamado Jose, que con mucha dificultad llegó a Tijuana acompañado de su padre, a pesar de que sin saberlo, tenía una fractura de peroné en la pierna izquierda.

LEE: Estudio reporta realidades y contexto de caravana migrante en Tijuana

Jose Alfonso salió junto con su padre, Jose Francisco Toledo, desde la municipalidad de San Jorge, en Honduras, con la sola idea de llegar a la frontera de México y buscar solicitar asilo político a Estados Unidos.

Pero en la recta final de su travesía, Jose Alfonso no podía mas.

“Mi hijo se ha enfermado por el camino, le ha pegado un dolor en los huesos; me ha tocado traerlo casi en el lomo. También es muy duro este camino, pero ahí vamos para arriba”.

LEE: Madres de familia en caravana buscan subsistir con empleos en frontera

Y es que a pesar de haber recorrido 4 mil kilómetro todavía faltaba un último tramo; y uno que no era nada sencillo: subir la Rumorosa para llegar a Tijuana.

Pero Jose simplemente ya no podía y aprovechaba cualquier momento para descansar en medio de la carretera, apoyando su pierna en una venda con un dolor insoportable.

“El camino ha sido duro, ahorita tengo mucho dolor de pie, no puedo ya caminar”

Fue hasta que llegaron a Tijuana que pudo ser revisado en el módulo de atención médica, pero fue remitido directamente a un hospital, donde le realizaron una radiografía que reveló una fractura de peroné. 

LEE: Heridos por tanto caminar, caravana de migrantes busca autobuses

Por alrededor de tres semanas estuvo caminando con la pierna fracturada. Ahora ya con yeso y apoyado en muletas, sigue acompañando a su papá en un sueño, aunque ahora distinto; regularizar su estancia en México.

“Me gustaría hallar trabajo y ganar unos pesos para enviar a mi familia”, comenta Jose Francisco quien ya está trabajando y buscando mantener ese sueño e ilusión de una vida mejor.

 







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui