Servicio Secreto explica cómo identificar posibles tiradores escolares
Adobe Stock
Servicio Secreto explica cómo identificar posibles tiradores escolares
Adobe Stock

Servicio Secreto explica cómo identificar posibles tiradores escolares

(NOTICIAS YA).- Un estudio publicado por el Servicio Secreto de Estados Unidos, revela que la mayoría de los estudiantes que cometieron un tiroteo escolar mortal durante los últimos 10 años, presentaron una serie de señales de alerta

LEE: Liberan a latino acusado injustamente de tiroteo en fiesta de Texas

De acuerdo con la investigación lanzada este jueves 7 de noviembre, en casi todos los casos los ofensores habían sido víctimas de bullying, tenían un historial de mala conducta y mostraban comportamiento que le preocupaba a otros, pero nunca fue reportado. 

Según la información en al menos 4 casos, los atacantes quisieron imitar otros tiroteos escolares. Esto incluye a las masacres de Columbine High School en Colorado; Virginia Tech University; y Sandy Hook Elementary School en Connecticut. 

La investigación a cargo del Centro Nacional de Evaluación de Amenazas -parte del Servicio Secreto- comenzó luego del tiroteo en Marjory Stoneman Douglas High School en Florida; y se trata de la revisión más exhaustiva de los ataques en escuelas.

El reporte analizó 41 ataques a escuelas, de 2008 a 2017, revisando información como reportes de policía, carpetas de investigación y registros no-públicos. Esto con el objetivo de ayudar al entrenamiento de oficiales escolares y agencias del cumplimiento del a ley a identificar a posibles agresores. 

La directora del centro, Lina Alathari, expresó que estos ataques no son actos impulsivos en los que un estudiante de pronto se molestó. “La mayoría de estos incidentes son prevenibles”, indicó. 

Utilizando esta investigación, Alathari y su equipo ofrecerán asesoría para identificar posibles amenazas. Hasta el momento están programadas casi 40 sesiones de entrenamiento para grupos de hasta 2,000 personas. 

LEE: 32 distritos escolares se entrenan en caso de posible tiroteo

La muestra del estudio fue elegida analizando los casos en los que el atacante era un estudiante activo o lo había sido durante el último año antes del tiroteo, y en los que se usó un arma para herir o matar a al menos una persona en la escuela. 

El reporte establece que generalmente los ataques comenzaron durante horas de clase y se desarrollaron en una locación, como una cafetería, baño o salón. La mayoría de los atacantes eran hombres y solo 7 fueron mujeres

Según los investigadores 63% de los agresores eran caucásicos, 15% negros, 5% hispanos, 2% nativos americanos o nativos de Alaska, 10% de dos o más razas, y 5% sin determinar. 

La mayoría de las armas utilizadas provinieron del hogar de los atacantes y principalmente fueron armas de fuego, pero también se incluyen cuchillos. Y aunque no hay un perfil claro de un atacante, los investigadores mencionaron detalles que podrían llamar la atención. 

Adobe Stock

Muchos de los atacantes estuvieron ausentes de la escuela antes del atentado -a menudo tras ser suspendidos-; eran maltratados por sus compañeros en persona y en línea; se sentían atacados; algunos buscaban fama; mientras que otros eran suicidas

De la misma forma algunos tenían una fijación por la violencia y la consumían en línea, en videojuegos o en libros. En cuanto a edad, la mayor parte eran jóvenes adultos o estudiantes de séptimo y último año. 

Las autoridades aseguran que la clave está en mantenerse atentos a los indicadores de posible violencia, para poder intervenir a tiempo antes de que la situación escale a un tiroteo.

Además motivan a padres de familia, maestros y estudiantes a reportar comportamiento alarmante; y a las escuelas a reevaluar la forma en la que se imparte disciplina dentro de las instituciones.  

LEE: Mamá de terrorista de El Paso lo denunció a la policía semanas antes

 







Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui