Demanda exige liberar a inmigrantes en Centro de Detención de Otay Mesa

CoreCivic Detention Center
Frente del centro de detención de Otay Mesa, manejado por CoreCivic

(NOTICIAS YA).- La Unión Americana por las Libertades Civiles de San Diego, presentó una demanda colectiva pidiendo una reducción en el número de detenidos en el centro de detención de Otay Mesa, donde la pandemia del COVID-19 ha infectado tanto a detenidos como a miembros del personal. La ACLU también busca obtener una orden de […]

(NOTICIAS YA).- La Unión Americana por las Libertades Civiles de San Diego, presentó una demanda colectiva pidiendo una reducción en el número de detenidos en el centro de detención de Otay Mesa, donde la pandemia del COVID-19 ha infectado tanto a detenidos como a miembros del personal.

La ACLU también busca obtener una orden de restricción temporal de emergencia exigiendo la liberación inmediata de todos los detenidos de las instalaciones mayores de 45 años y personas con condiciones médicas, debido a un mayor riesgo de enfermedad o muerte relacionada con el coronavirus.

Según datos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU., 29 detenidos de ICE y ocho empleados han dado positivo al COVID-19 en la instalación, mientras que CoreCivic, una empresa privada que dirige el centro de detención, informó que hasta este lunes eran 10 los empleados que dieron positivo.

La organización sin fines de lucro, dijo que las condiciones de hacinamiento en la instalación, así como el Centro de Detención Regional del condado de Imperial - también incluido en la demanda, han hecho que el distanciamiento social sea imposible.

Sostienen que las celdas a menudo están superpobladas, los detenidos comparten baños sin desinfectante, y se ven obligados a aglomerarse para recibir comidas.

En el litigio, la ACLU solicita la liberación de detenidos para permitir el distanciamiento social adecuado, el mantenimiento de la higiene y la atención médica en las instalaciones.

Los representantes de ICE no pudieron ser contactados de inmediato para hacer comentarios con respecto a la demanda, que fue presentada en la corte federal de San Diego.

“ICE está poniendo en peligro a sabiendas la vida de las personas bajo su custodia al negarse a tomar medidas para mitigar el brote de COVID-19 en Otay Mesa y prevenir la propagación del virus en Imperial”,  dijo Monika Y. Langarica, abogada del personal de derechos de inmigrantes en ACLUF-SDIC. “El desprecio de ICE por el público las recomendaciones de salud amenazan la seguridad de la comunidad y corren el riesgo de colapsar sistemas de salud circundantes”. 

 



Demanda exige liberar a inmigrantes en Centro de Detención de Otay Mesa