Burbuja de aprendizaje para hijos de empleados de San Marcos
Burbuja de aprendizaje para hijos de empleados de San Marcos

Burbuja de aprendizaje para hijos de empleados de San Marcos

(NOTICIAS YA).- El pequeño Jonathan de tan solo 4 años da sus primeros pasos académicos a través de una computadora.  

“Empezó kinder virtual y los primeros dos dias no entendia, no sabia como usar la computadora ni como navegar las paginas y despues de una semana, empezó a mejorar por la ayuda de los líderes que los ayudan ahora el se puede meter a sus propias juntas de Zoom,” dijo Kimberly Valdovinos, trabajadora y madre beneficiada por proyecto de burbuja educativa en San Marcos. 

Valdovinos lleva 16 años trabajando para el Departamento de Parques y Recreación de la Ciudad de San Marcos. Cuando se anunció que las clases de sus hijos serían virtuales, Valdovinos temía no poder cumplir con sus obligaciones.

“El tiene 14 años entonces los dos se quedan, él tiene que hacer su trabajo y asegurarse de que su hermano haga sus tareas,” explicó Valdovinos.

Ese pendiente desaparece de lunes a jueves cuando sus niños acuden a una burbuja de aprendizaje.

“Entonces esto es muchísima ayuda, estoy con el bienestar de saber que están seguros, están terminando sus trabajos y muy agradecida con la ciudad de que tienen esto hasta que puedan regresar al trabajo,” dijo Valdovinos.

Por la pandemia, el Centro de Adultos Mayores de San Marcos llevaba meses sin usarse por lo que la ciudad decidió transformar el sitio en una escuelita para los hijos de sus empleados. Ahora son mochilas, dibujos y juegos de mesa lo que decora el lugar. 

Brian Thill, supervisor de áreas recreativas de la Ciudad de San Marcos dijo que este programa beneficia a unos 15 empleados y el costo es mínimo para la ciudad ya que contaban con el edificio desocupado y con fondos de programas suspendidos por el coronavirus. Esto también convirtió el puesto de medio tiempo de Jessica Smith en un trabajo de tiempo completo. 

“Lo que estoy haciendo es ver que los niños están en sus zoom classes, que están haciendo sus tareas,” dijo Smith quien trabaja como tutora de los niños.   

El programa arrancó en agosto pero viene con retos.

“Es un poquito difícil poniéndose la máscara es un poco difícil y otra cosa es cómo cada uno está en diferente grado, es un poco más difícil,” explicó Smith.

La ciudad usa dos salones con butacas a seis pies de distancia y estaciones de gel antibacterial.

“Siempre les pregunto cómo se sienten, llegando aquí les checan la temperatura, les hacen unas preguntas y hasta ahorita no hemos tenido ningún problema con ninguno de los niños ni con los míos,” añadió Valdovinos.

Aún con obstáculos, la burbuja de aprendizaje introduce a los niños a una nueva normalidad.

Este programa no tiene costo adicional para empleados de la Ciudad de San Marcos y la meta es continuar con la burbuja de aprendizaje por el resto del año o hasta que los niños regresen a clases presenciales.




Las Más Leídas

Las Más Leídas

Queremos saber qué está pasando en tu ciudad

Compártelo, es fácil

Sube tu contenido aqui