Empiezan a infraccionar a negocios con estructuras para servicio al aire libre

Los negocios deben asegurarse de seguir los lineamientos de los permisos temporales de servicio al aire libre para evitar ser multados.

clientes comiendo fuera de restaurante bajo carpa

(NOTICIAS YA).- SAN DIEGO, Calif. - La ciudad de San Diego empezó a multar a los negocios que no estén cumpliendo con las normas de seguridad para tener permisos temporales de servicio al aire libre.

Dichos permisos temporales se crearon el verano pasado para ayudar a comercios operar en exteriores, como banquetas o estacionamientos, cuando no estaba permitido operar en interiores por las restricciones de la pandemia. Desde entonces, los patios o comedores improvisados han sido todo un éxito en la ciudad de San Diego.

"Las personas se sienten más cómodas en un lugar abierto donde puedan comer, no quieren estar mucho tiempo adentro", declaró Raúl Gallegos, encargado del restaurante de comida mexicana Mauricio's en Kearny Mesa.

Gallegos agregó que un 70% de sus clientes prefieren sentarse afuera, por lo que ese espacio ha sido un recurso sumamente importante para ellos.

"Más que nada como un salvavidas que nos mantuvo a flote un poco mientras todo esto pasaba, [y] se solucionada un poco", dijo Gallegos.

El mes pasado, autoridades estuvieron inspeccionando negocios operando con estructuras al aire libre que violaban el código de la ciudad y necesitaban un permiso para operar en exteriores.

Actualmente unos 450 negocios cuentan con dicha licencia temporal, según autoridades de la ciudad, quienes a partir de este martes, empezaron a inspeccionar esos establecimientos.

No se permiten las estructuras con techo, dijo Kim Wallace-Ross, Gerente de Programa de la División de Control de Códigos de la ciudad. Además estarán buscando estructuras que fueron pegadas a la banqueta o calle; aquellas que bloquean el tráfico de personas o invaden los carriles de automóviles; y tampoco se permiten calentadores de propano bajo techo, ni bloquear banquetas en rojo.

A los negocios que se encuentren con violaciones de código, se les hará una advertencia verbal para arreglarlo dentro de 10 días. Si los problemas persisten, entonces los inspectores emitirán una notificación para que los solucionen en un lapso de 30 días, con multa de $100 dólares por violacion por día. Pero si los propietarios lo resuelven antes de los 30 días, no deberán pagar las multas.

Los permisos temporales para servicio al aire libre se extendieron por el cabildo hasta julio del 2022, mientras la ciudad trabaja en un plan para convertir estas licencias en una versión permanente.



Empiezan a infraccionar a negocios con estructuras para servicio al aire libre

Los negocios deben asegurarse de seguir los lineamientos de los permisos temporales de servicio al aire libre para evitar ser multados.