San Diego aprueba regulaciones para vendedores ambulantes

La preocupación es que la nueva ley, lejos de sacar a estos comerciantes de las sombras, aparten más al no permitir sus negocios en los lugares más concurridos de la ciudad. 

(NOTICIAS YA).- Los negocios ambulantes en San Diego tendrán que operar bajo nuevas reglas luego de que el cabildo de San Diego aprobara una nueva ley local que regula este tipo de comercios.

Los vendedores ambulantes ahora podrán operar legalmente solicitando un permiso de negocio y un permiso especial de venta que les permita operar su puesto de hasta 24 pies cuadrados. 

La preocupación es que con esa libertad de venta llegue también ciertas restricciones que afecten sus comercios. 

"Lo que hace es, restringir demasiado los lugares y tiempos que pueden vender", explica Dulce García, directora del Consorcio de Derechos de Inmigrantes, quien añade que las reglas harán más difícil la operación de los vendedores; entre ellas el que solo puedan operar en parques hasta el atardecer. 

Restricciones para operar en lugares donde hay más gente como el Parque Balboa, las playas y lugares turísticos, además de la posibilidad de decomisarles sus productos ante cualquier falta al nuevo reglamento. 

El argumento a favor de la nueva ley es que establece un campo parejo para negocios ya establecidos, pero activistas señalan que la competencia no deberia ser una razon para restringir sus ventas. 

La preocupación es que la nueva ley, lejos de sacar a estos comerciantes de las sombras, aparten más al no permitir sus negocios en los lugares más concurridos de la ciudad. 

"No es la última oportunidad de levantar nuestra voz, vamos nosotros a continuar con este trabajo aunque pase esta ley, porque tenemos de que ya cuando sea esforzado va a empoderar a muchos negocios de entonces querer correr forzosamente y hasta con violencia, como lo han estado haciendo, empoderarse de esta ley para entonces maltratar a nuestra comunidad", comenta García.

 



San Diego aprueba regulaciones para vendedores ambulantes

La preocupación es que la nueva ley, lejos de sacar a estos comerciantes de las sombras, aparten más al no permitir sus negocios en los lugares más concurridos de la ciudad.