Exentrenador de USC evitó ir a prisión tras condenar a otros

Bruce Isackson
GettyImages- Boston Globe

Este martes una pareja de California admitió que pagó para que sus hijas ingresaran a la USC.

(NOTICIAS YA).- El exentrenador asistente de fútbol de la Universidad del Sur de California logró evadir la prisión tras acusar a otros en el caso por crear perfiles atléticos falsos para los hijos de padres adinerados en un amplio esquema de sobornos para admisiones universitarias.

Laura Janke, ayudó al autor principal del esquema, fue sentenciada a 50 horas de servicios comunitario y tiempo cumplido. Los fiscales federales acreditaron la cooperación valiosa en la investigación y enjuiciamiento del gobierno por no pedir tiempo en prisión tras las acciones que hizo.

Este martes una pareja de California admitió que pagó para que sus hijas ingresaran a la USC y la Universidad de California en Los Ángeles. Bruce Isackson, de 65 años y Davina Isackson, de 58 años fueron condenados por la jueza del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Patty B. Saris.

La sentencia impuesta fue a tiempo cumplido (aproximadamente un día de prisión), un año de libertad condicional y 250 horas de servicio comunitario. También Bruce deberá pagar una multa de $7,500, mientras que Davina pagará $1,000.

En mayo de 2019, la pareja se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude postal y fraude postal de servicios honestos. Además Bruce se declaró culpable de un cargo de conspiración para lavar dinero y otro para defraudar a los Servicios de Ingresos Internos. La pareja Isackson ayudó con la investigación del gobierno.

Los Isackson tramaron el fraude financiero con William “Rick” Singer, entrenadores atléticos, administradores universitarios y de pruebas estandarizadas, con el fin de asegurar que sus hijas fueran admitidas en universidades y colegios de élite mediante sobornos y fraudes.

El pago que iba a recibir Singer por parte de la pareja era de $600,000 para facilitar la copia en el examen de ingreso a la universidad de su hija menor para obtener un puntaje de prueba fuera de lo común, al igual que facilitar la admisión de ambas hijas a la universidad, donde entrarían como supuestas reclutas atléticas.

Para ocultar este movimiento, Bruce Isackson hizo que los sobornos parecieran donaciones caritativas al lavar los pagos mediante la organización benéfica falsa de Singer, Key Worldwide Foundation, y los pagos de sus impuestos los dedujo como supuestas contribuciones caritativas.

Bruce Isackson dijo en un comunicado, “Davina y yo lamentamos profundamente nuestra parte en el caso de admisión a la universidad y esperamos hacer las paces sirviendo a nuestra comunidad”.

 



Exentrenador de USC evitó ir a prisión tras condenar a otros

Este martes una pareja de California admitió que pagó para que sus hijas ingresaran a la USC.