Exigían 400 mil dólares por rescate de padre e hijo, o harían “pedazos” al pequeño de 2 años

FGE

Ambos hombres pertenecían a una banda de narcomenudistas que actuaban en el poblado de Maneadero.

(NOTICIAS YA).- Dos hombres han sido sentenciados a pasar 50 años en prisión por secuestrar a un niño de 2 años y a su padre, a quienes mantuvieron en cautiverio durante seis días en Ensenada; exigían un pago de 400 mil dólares o harían “pedazos” al pequeño para entregarlo a su familia en una caja. 

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que Rafael Robles Meza, alias “El Viejón”, y Manuel Arévalo Reyes, alias “El Choco”, fueron sentenciados por su responsabilidad en el delito de secuestro. 

Ambos hombres pertenecían a una banda de narcomenudistas que actuaban en el poblado de Maneadero.

De acuerdo con la fiscalía, fue a finales de septiembre de 2019 cuando los sentenciados llevaron con engaños a la víctima y a su hijo menor de edad desde la ciudad de Tijuana hasta Ensenada, para posteriormente secuestrarlos.

Padre e hijo fueron mantenidos en cautiverio en un inmueble ubicado en Maneadero.

Los secuestradores ingresaron a sus víctimas a una casa de seguridad y de esta manera iniciaron con llamadas amenazantes a la familia. 

Como rescate, los hombres exigían un pago de 400 mil dólares, de lo contrario “asesinarían a ambas personas, ocasionando dolor y angustia al no saber de las víctimas durante el tiempo que estuvieron secuestrados”, detalla la FGE. 

La agencia estatal destaca que los criminales se manejaron con crueldad al mantener latente la amenaza en contra de la víctima de que “harían pedazos a su hijo y se lo darían en una caja”, con lo que ejercieron no solo un daño físico sino también psicológico.

La familia de las víctimas denunció el secuestro con las autoridades, y agentes investigadores del Grupo de Antisecuestros de la Fiscalía de Baja California llevaron a cabo el rescate el 5 de octubre de 2019.



Exigían 400 mil dólares por rescate de padre e hijo, o harían “pedazos” al pequeño de 2 años

Ambos hombres pertenecían a una banda de narcomenudistas que actuaban en el poblado de Maneadero.