Renuncia la primera ministra del Reino Unido, Liz Truss

(NOTICIAS YA).- La primera ministra del Reino Unido, Liz Truss renunció a su cargo este jueves, después de que más de sus propios legisladores pidieran su dimisión, indignados por una votación parlamentaria caótica y la renuncia de su secretaria del Interior a última hora de ayer miércoles.

Al renunciar, Liz Truss se convierte en la primera ministra del país que menos tiempo ha estado en el cargo, con apenas seis semanas de mandato.

En las afueras de Downing Street, Truss señaló que estableció «una visión de una economía de alto crecimiento y bajos impuestos que aprovecharía las libertades del Brexit. Sin embargo, reconozco que, dada la situación, no puedo cumplir el mandato por el que fui elegida por el Partido Conservador».

También indicó que le presentó su renuncia al rey Carlos III y que dentro de una semana se realizará una elección de liderazgo.

¿Qué sigue entonces?

Ahora que el mandato de Liz Truss terminará en un tiempo récord, esa elección de liderazgo para reemplazarla tendrá un proceso acelerado.

Si bien Truss dijo afirmó que será en una semana, todavía no se conoce el proceso exacto del concurso. Y, hasta el momento, no se repetirá la maratón de dos meses que ocurrió tras la renuncia de Boris Johnson.

¿Por qué renunció Boris Johnson?

Justamente, el funcionario del Partido Conservador responsable del proceso señaló que un nuevo primer ministro debería asumir el cargo para el viernes 28 de octubre.

Bajo las reglas actuales del Partido Conservador, aquellos que deseen presentarse al liderazgo deben someterse a una votación de los 357 miembros del partido parlamentario. Los dos candidatos que se impongan durante ese proceso pasan a una segunda votación de los miembros del partido de base.

Es posible que eso no suceda esta vez. Por el contrario, se especula que probablemente únicamente los parlamentarios conservadores elijan al nuevo líder, sin acudir a los miembros de base.

Un llamado candidato de unidad, que pueda apuntar a reparar las fisuras en el partido, probablemente buscará obtener el suficiente apoyo entre los parlamentarios para ganar la contienda rápidamente.

Sin embargo, un proceso tan apresurado solo alimentará los llamados de la oposición a elecciones generales: es un hecho prácticamente sin precedentes, en tiempos de paz, que un tercer primer ministro asuma el cargo desde las últimas elecciones generales.

A Truss la eligieron unos pocos miles de miembros conservadores: si a su sucesor lo nombran solo 357 parlamentarios conservadores, el Partido Laborista sin duda exigirá que el nuevo gobernante busque un nuevo mandato en las urnas.

¿Cómo llegó Liz Truss a este punto?

La votación durante la noche de este miércoles para prohibir el fracking para el gas de esquisto dejó escenas caóticas en el Parlamento del Reino Unido. Los legisladores informaron que los asistentes de Liz Truss maltrataron a los diputados para obligarles a votar en contra de la prohibición.

La votación se presentó inicialmente como una moción de confianza en el gobierno de Truss, pero sigue habiendo confusión sobre si en realidad lo era. Un portavoz de Downing Street dijo el jueves que los legisladores conservadores que no participaron en la votación del miércoles se enfrentarán a medidas disciplinarias, según el medio PA.

El caos se produjo horas después de que Suella Braverman, la secretaria de Interior de Truss, renunciara de forma dramática a las seis semanas de haber asumido el cargo. Lo que representó un ataque contundente al liderazgo de la primera ministra.

«El negocio del gobierno depende de que la gente acepte la responsabilidad de sus errores. Fingir que no hemos cometido errores, seguir adelante como si todo el mundo no viera que los hemos cometido y esperar que las cosas se arreglen por arte de magia no es una política seria», escribió Braverman en una crítica a los numerosos cambios de rumbo de Truss en materia de impuestos y gasto público.

«Me preocupa la dirección de este gobierno», dijo Braverman. «No solo hemos incumplido promesas clave que se prometieron a nuestros votantes, sino que tengo serias dudas sobre el compromiso de este Gobierno de cumplir los compromisos del manifiesto».

Truss además despidió a su ministro de Economía la semana pasada, después de que un plan financiero desastroso, y suspendido desde entonces provocara una gran agitación en los mercados.

Las críticas

El diputado Crispin Blunt declaró este jueves a Radio 4 de la BBC que la posición de Truss era «totalmente insostenible», y añadió que ha demostrado una «falta de autoconocimiento» en este proceso.

«Y si ella no lo entiende, me sorprendería», dijo Blunt. «Pero una de las cualidades que ha demostrado es la falta de autoconocimiento en todo este proceso, porque debería haber quedado claro que no tenía la capacidad de liderar nuestro partido. Y no creo que debiera haberse presentado a la dirección en primer lugar».

Antes de la renuncia, la legisladora conservadora británica Sheryll Murray dijo este jueves que había presentado una carta al presidente del Comité 1922, Graham Brady, exigiendo un voto de censura a la primera ministra Liz Truss.

«Tenía grandes esperanzas en Liz Truss. Pero después de lo ocurrido anoche su posición se ha vuelto insostenible», dijo Murray en un tuit.

Esto se produce después de que otro legislador conservador, William Wragg, presentara este miércoles una carta de no confianza en Truss.

El Comité 1922 es el grupo de los «backbenchers» conservadores, legisladores de oficio que no están en el gobierno como ministros. Graham Brady es el antiguo presidente del grupo.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

¡Hasta la cima! Estos fueron los momentos clave en la carrera de Peso Pluma,
Los memes más divertidos de Shakira y su deuda de 7 millones de euros,
¡Le pidieron una selfie! Miguel Bosé narró cómo fue el robo a su casa,
Peso Pluma canceló más fechas en México por amenazas,
Uniqlo demanda a Shein por supuestamente copiar su bolso viral,

Síguenos en Instagram