Autoridades migratorias podrían revisar tus redes sociales
Autoridades migratorias podrían revisar tus redes sociales

Autoridades migratorias podrían revisar tus redes sociales

Desde hace dos años, el gobierno puede recolectar información publicada en las redes sociales para decidir el futuro de los casos migratorios

¿Te gustan Facebook, Twitter o Instagram? Antes de publicar algo en tus redes sociales, piénsalo bien, porque ese contenido podría traerte serios problemas a la hora de solicitar la residencia permanente o la ciudadanía de Estados Unidos.

Desde hace casi dos años, el gobierno lanzó una nueva política que le permite recolectar información publicada en las redes sociales para decidir el futuro de los casos migratorios.

Por eso, desde el momento en que entregues una solicitud, las autoridades migratorias buscarán los nombres de usuarios de tus redes sociales, y los correos electrónicos que hayas usado en los últimos cinco años.

Entre las personas que podrían ser vigiladas a través de sus redes sociales figuran los ciudadanos estadounidenses naturalizados, residentes permanentes  y cualquiera que solicite un beneficio migratorio a nombre de otro individuo.

También estarán bajo la mira del DHS las personas que actúan como guardianes legales, los que reciben beneficios bajo la Ley de Inmigración, y aquellas personas que fueron investigadas por el DHS en el pasado.

Por eso, es importante que tengas en cuenta qué tipo de información no debes compartir a través de las redes sociales, porque mucho de lo que digas y publicas podría ser usado en tu contra.

Primero: si estás solicitando un cambio en tu estatus migratorio, no lo compartas por las redes sociales.

Segundo: ten cuidado si publicas una foto o mensaje que comprueba que algo que dijiste en la solicitud es falso.

Tercero: piénsalo dos veces antes de atacar o insultar a alguien de forma pública por las redes, ya que esos mensajes pueden llegar a ser considerados peligrosos.

Cuarto: no pierdas tiempo tratando de borrar mensajes viejos comprometedores. Las autoridades migratorias tendrán acceso incluso al contenido que hayas borrado. En lugar de borrar mensajes, es mejor que nunca publiques información comprometedora.