Conocer el origen del Covid-19 podría generar una tormenta política internacional

Los medios estatales chinos se están volviendo contra Fauci en medio de la controversia del laboratorio de Wuhan

india covid
(Foto: Indranil Mukherjee/AFP/Getty Images)

(NOTICIAS YA).- Una tormenta creciente sobre los orígenes del covid-19 en China tiene implicaciones políticas explosivas para Estados Unidos en el país y en el extranjero, así como el duelo de los legados de dos presidentes que serán definidos por la pandemia.

El miércoles, el presidente Joe Biden dijo a los estadounidenses que había ordenado a las agencias de inteligencia estadounidenses que informaran en 90 días si el virus no se originó en animales y se propagó a los humanos sino que pudo haber escapado de un laboratorio chino.

La medida profundizó un misterio que abarca la propagación perniciosa de un patógeno mortal, un intrincado rompecabezas epidemiológico, la opacidad de un sistema totalitario y los matices amargos de una rivalidad entre superpotencias. Aumentará las dudas sobre la capacidad de la Organización Mundial de la Salud para extraer lecciones de la crisis actual con el fin de prevenir futuras pandemias.

LEE: No más mascarillas en Universal para personas vacunadas contra COVID-19

En Estados Unidos, tanto la administración de Trump como la Casa Blanca de Biden enfrentan llamados a la transparencia sobre sus esfuerzos para establecer cómo comenzó el virus y si la política contaminó sus esfuerzos de investigación.

El enfoque en la teoría del laboratorio en los últimos días multiplicó los pedidos en Washington para que EE.UU. haga que China pague un precio por la pandemia, incluso antes de que se conozca el alcance total de sus orígenes, lo que agrega más toxicidad a una justa geopolítica que puede desencadenar una nueva Guerra Fría.

Pero encontrar respuestas será difícil. China tiene todas las razones para encubrir un virus que manchó su prestigio como potencia emergente y sofisticada con casi 3,5 millones de muertos en todo el mundo.

Su líder nacionalista Xi Jinping y el Partido Comunista no tienen tiempo para la vergüenza de la culpabilidad que estropearía su búsqueda central en el mundo: que su gobierno de partido único encaja mejor en el siglo XXI que la democracia, una narrativa que Biden públicamente ha prometido combatir.

Enfrentándose a su propia presión política, Biden presentó dos teorías que la inteligencia estadounidense considera «probables» sobre el origen del virus en un comunicado el miércoles.

La primera ha sido considerada durante mucho tiempo como la posibilidad más creíble por los expertos en salud pública: que hubo propagación zoonótica, posiblemente de animales vivos en un mercado «húmedo» en la ciudad china de Wuhan, a los humanos.

Pero aunque advirtió que aún no había una conclusión definitiva, el presidente dijo que «un elemento» de la comunidad de inteligencia estadounidense «se inclina» hacia la posibilidad de que el virus haya escapado de un laboratorio en Wuhan.

La notable declaración pública de Biden se produjo cuando sintió un creciente calor político después de que el Wall Street Journal reveló que varios virólogos chinos buscaron tratamiento hospitalario a fines del año pasado por una enfermedad no identificada.

CNN luego informó que la administración de Biden había cerrado una investigación lanzada en los últimos días del Departamento de Estado de Trump para demostrar que el covid-19 provenía de un laboratorio chino. Si bien el Departamento de Estado dijo más tarde que la investigación simplemente se había completado, varias fuentes involucradas que hablaron con CNN dijeron que tenían la impresión de que había más trabajo por hacer.

La administración de Biden ahora enfrenta llamados para demostrar que tomó la posibilidad de la culpabilidad china con la suficiente seriedad, especialmente desde que los prominentes funcionarios del equipo Trump y los republicanos están lanzando una vuelta de la victoria después de que el año pasado promovieran afirmaciones sobre el laboratorio de Wuhan, en su mayoría sin ninguna evidencia clara.

Pero los partidarios de Trump también parecen estar haciendo otro intento por encubrir la historia de su desastroso manejo de una pandemia que mató a cientos de miles de personas bajo su mando.

LEE: Menores de 12 a 15 años ya son elegibles para recibir la vacuna contra covid-19 de Pfizer

«Muchos de nosotros creemos que es más probable que se trate de una ocurrencia natural… que pasa de un reservorio animal a un humano. Pero no sabemos al 100% la respuesta a eso», dijo el Dr. Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno, en una sesión informativa sobre covid-19 en la Casa Blanca el martes.

Los medios estatales chinos se están volviendo contra Fauci en medio de la controversia del laboratorio de Wuhan.

Pero la Casa Blanca de Biden tiene cierta exposición política sobre el tema. El año pasado, los demócratas reprendieron a Trump por retirarse de la OMS con el argumento de que estaba dominada por China. Estados Unidos se reincorporó al organismo mundial poco después de que el nuevo presidente asumiera el cargo. Si resulta que Beijing engañó a la OMS, que restó importancia a la teoría del laboratorio, los altos funcionarios de Trump pueden reclamar alguna reivindicación.

** CON INFORMACIÓN DE CNN **



Conocer el origen del Covid-19 podría generar una tormenta política internacional

Los medios estatales chinos se están volviendo contra Fauci en medio de la controversia del laboratorio de Wuhan