Vendedores ambulantes deben contar con permiso a partir de hoy en SD

A partir de este miércoles los vendedores ambulantes y operadores de carritos en San Diego deberán contar con su permiso para vender de forma informal en las calles de la ciudad. 

Todos los vendedores ambulantes podrán obtener el permiso anual con un pago de $38 dólares.

Recordemos que el Consejo Municipal en San Diego votó para aprobar la emisión de estos permisos a principios de este año, haciendo que San Diego cumpla con SB 946, una ley de California que despenaliza la venta ambulante en todo el estado y establece parámetros sobre cómo las ciudades pueden imponer regulaciones.

«San Diego ha esperado por mucho tiempo estas regulaciones, eso traerá a los vendedores a la economía formal y garantizará el acceso a los espacios públicos de San Diego para todos”, destacó la concejal Jennifer Campbell, quien representa a muchas de las comunidades de playa de la ciudad en el Distrito 2.

El personal de la ciudad inicialmente recomendó que la tarifa del nuevo permiso fuera de $230 dólares por negocio, pero las negociaciones en las cámaras del consejo redujeron ese número al mismo que un certificado de impuestos comerciales en la ciudad.

Adicional al permiso, los vendedores de alimentos también deben de contar con un Certificado de Salud del Condado de San Diego y una tarjeta de Manipulador de Alimentos.

Inicialmente no habrá infracciones. Sin embargo, se dará una advertencia para aquellos que sigan operando sin los permisos y en última instancia se podría recurrir al decomiso del puesto y la mercancía. 

Con información de City News Service.

Lo más visto

Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,
ANÁLISIS | El contraste de la noche del debate con el que Biden espera ganar las elecciones de 2024,
Así es el árbol genealógico de la casa Targaryen en "House of the Dragon" y "Game of Thrones",
Tras la sentencia, Julian Assange no puede regresar a EE.UU. sin permiso,
La desnutrición se extiende por Gaza y los niños mueren de hambre en brazos de sus padres,