Ceremonia para honrar a los estudiantes del accidente mortal en Alton

Hoy se cumple el 33 aniversario luctuoso de la tragedia ocurrida en Alton, cuando en un accidente 21 estudiantes a bordo de un autobús escolar perdieron la vida.

Para conmemorar y honrar la memoria de las víctimas, se celebró una ceremonia en Alton Memorial Jr. High School.

Fue un 21 de septiembre de 1989, exactamente en la esquina de la calle Bryan y la milla 5, alrededor de las 7:30 a.m. cuando un camión repartidor de la empresa Coca Cola, golpeó a un autobús, del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Mission, en el que llevaba a 81 alumnos, lanzándolos a un canal, 21 estudiantes quedaron atrapados y no pudieron sobrevivir al accidente, los estudiantes que oscilaban entre los 12 a 18 años de edad, la muerte fue declarada por ahogamiento.

Hasta hoy, este accidente sigue siendo el peor de la historia en el que se involucra un autobús escolar.

De acuerdo a la información de aquel entonces, el autobús estaba terminando de recoger a su último estudiante, y al parecer no había buena visibilidad, cuando el camión repartidor golpeó el transporte, ocasionando el accidente mortal, lanzándolo al vacío.

El chofer del camión repartidor, identificado como Rubén Pérez, fue acusado ante un tribunal penal, se le impusieron 21 cargos, pero, en 1993, fue absuelto, al confirmarse que aparentemente fallaron los frenos.

También se celebró en un tribunal en el Condado de Hidalgo, un arreglo con la compañía Coca Cola, quien otorgó más de 120 millones de dólares, que se repartieron entre las familias de las víctimas, como indemnización por lo sucedido.

 

Lo más visto

'Shrek 5' llegará en julio de 2026 con sus grandes estrellas a bordo,
Ni música ni cortes de pelo al estilo occidental: Un informe de la ONU detalla la vida en Afganistán bajo la moral del Talibán,
China evalúa si la Unión Europea está poniendo "barreras comerciales", en medio de una intensificación de las tensiones,
El "cometa del siglo" pasará cerca de la Tierra: qué es y cuándo será visible,
Así fue mi experiencia con Apo Whang-Od Oggay, la tatuadora de mayor edad del mundo,