Una pareja de Utah envió por accidente a su gata en un paquete de Amazon; así la recuperaron una semana después

(CNN) — La empleada de devoluciones de Amazon no estaba en el trabajo el día que uno de sus compañeros de un almacén de California encontró una pequeña gata en una caja que se envió seis días antes desde Utah.

Pero Brandy Hunter recibió la llamada de todos modos.

«Todo el mundo sabe que me encantan los gatos», recuerda. «No estaba de turno, pero fui a las instalaciones con comida para gatos y un transportador para ver si podía ayudar».

Cuando llegó allí el 16 de abril, el pequeño gato calicó salió del contenedor de cartón de 92 por 92 centímetros. Sin embargo, el felino estaba asustado y no quería comer nada.

Por qué ronronean los gatos y otros 9 datos que no sabías de ellos

«Al final se acercó a mí y me dejó acariciarla», dice Hunter en su declaración de Amazon. «Me di cuenta que pertenecía a alguien por la forma en que se comportaba, así que me la llevé a casa esa noche».

Hunter planeó alimentar y abrazar a la felina. También la llevaría al día siguiente al veterinario para que la examinara y comprobara si tenía un microchip que pudiera revelar su identidad.

Mientras tanto, a unos 1.000 km de distancia, en Lehi, Utah, Carrie Stevens Clark buscaba afanosamente a su gata perdida desde hacía casi una semana, según dijo a CNN. Galena, una gata de interior de pelo corto de 6 años, tendía a ser tranquila y a menudo se quedaba paralizada en situaciones incómodas.

También le encantaban las cajas. Y la familia de Clark la adoraba.

Galena es más feliz cuando está en una caja. Tampoco hace mucho ruido. (Cortesía de Carrie Clark)

Rezaron por su pronto regreso, dijo Clark, e incluso ayunaron durante un día, una práctica habitual en tiempos difíciles dentro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Pero aún así, no sabían nada de Galena.

Un descubrimiento no tan pequeño

De vuelta en California, Hunter llevó a su nueva adoptiva al veterinario. Un examen reveló que no estaba herida, tenía una temperatura normal y solo estaba ligeramente deshidratada, publicó la trabajadora de Amazon en Facebook.

El veterinario también hizo un descubrimiento clave: la gata tenía microchip.

Pronto sonó otro teléfono, en Lehi, Utah.

Clark pensó al principio que se trataba de una broma: la persona que llamaba, de Jurupa Valley, California, al oeste de Los Ángeles, había encontrado a su gata perdida. Y el veterinario envió una prueba: toda la información del microchip de Galena.

«En ese momento supe que realmente tenía a mi gata», dijo Clark a CNN.

¿Pero cómo?

Clark dice que su gata es su «apoyo emocional». (Cortesía de Carrie Clark)

«Literalmente tuvimos emociones desde reír a llorar histéricamente», dijo. «Eran tan intensas. Fue la emoción más extraña sentir ambas cosas al mismo tiempo».

Clark pronto supo que había encontrado a Galena en la caja de devoluciones de Amazon.

Fue entonces cuando ató cabos.

Atrapada en una caja

«La caja es el lugar favorito de Galena para jugar, y está muy tranquila y feliz cuando está en una caja», dijo Clark a CNN.

El 10 de abril, Carrie, junto a su esposo Matt Clark, había estado empaquetando botas de trabajo para enviarlas. «Lo que ocurrió fue que mi esposo empaquetó los zapatos, se quedó con un par y volvió a meter los otros cinco en la caja».

Entonces, Matt cerró las solapas de la caja antes de salir de la habitación para buscar cinta adhesiva y tijeras.

«Galena debió colarse en la caja sin que él la viera y sin que nosotros lo supiéramos, y luego volvió y volvió a cerrar la caja con cinta adhesiva», dijo Carrie Clark. «Le encanta esconderse en cajas, así que estaba muy contenta ahí dentro. No hacía ningún ruido».

Galena se acurruca en una caja en una foto sin fecha; no es la caja en la que fue enviada. (Cortesía de Carrie Clark)

La representante de Amazon, Alisa Carroll, explicó a CNN que UPS se llevó la caja.

Fue entonces cuando, según Clark, un trío de «milagros» empezaron a hacer efecto.

Una de las costuras de la caja no estaba completamente sellada, lo que permitió a Galena respirar suficiente oxígeno. Además, el tiempo era perfectamente estable –ni demasiado frío ni demasiado calor–, por lo que Galena no se congeló ni se sobrecalentó.

Y entonces llegó a Jurupa Valley, donde Hunter, que se dedica al rescate de gatos, llamó al teléfono. Ella era «la única persona en ese almacén que sabía cómo manejar la situación» y reconoció que fue un accidente y «no fue malicioso de ninguna manera», dijo Clark.

Pronto, los Clark tomaron un avión.

El gran saludo de Galena

«Estábamos muy nerviosos», dice Clark sobre el vuelo. «Estaba tan ansiosa por verla y llegar a ella. Lo único que podía pensar era: ‘Sólo quiero llegar hasta mi gata'».

Aún así, «no sabíamos en qué estado se encontraría», comentó.

Carrie y Matt Clark creen que se produjeron «milagros» al regresar Galena a su hogar en Utah. (Cortesía de Carrie Clark)

Ocho días después de que Galena fuera empaquetada sin saberlo y dos días después del descubrimiento en el almacén, Clark y su esposo entraron en la sala de exploración de la consulta del veterinario de California.

Clark empezó a arrullar, mientras Hunter grababa un video que luego subió a Internet.

«Es mamá», dijo, con los ojos clavados en Galena, agazapada en una mesa de exploración azul.

«Hola… Hola, mi bebé».

«Cariño mío», dijo Clark, acurrucando a Galena en su pecho y meciéndola hacia delante y hacia atrás.

«Este es mi bebé».

«Este momento», publicó Hunter sobre el reencuentro, «fue absolutamente increíble (¡¡lleno de lágrimas de felicidad!!)».

Entonces, Galena –después de días de estar demasiado asustada para comer y aún extasiada por el agotamiento y estresada hasta el punto de derramar– dejó que Clark la alimentara con la mano.

Un final perfecto

Durante las 10 horas que duró el viaje de vuelta a Utah, Clark se quedó mirando a Galena mientras dormía. Y pronto, dijo Clark, su peluda compañera volvió a ser la de siempre.

«Estamos muy contentos de que Brandy haya podido ayudar a Galena a reunirse con su familia», dice Carroll, de Amazon.

Clark y Galena se reúnen en Jurupa Valley, California, tras días de separación. (Cortesía de Carrie Clark)

Es probable que Galena siga siendo una gran amante de las cajas, esperemos que sin volver a despegar en una. Y ahora que su querida gata ha vuelto sana y salva, los Clark quieren hacer hincapié en la importancia de los microchips para los animales de compañía.

«La principal razón por la que pudimos reunirnos de nuevo con ella fue su microchip, así que animamos a todos los dueños de mascotas a que les pongan un microchip», afirma. «Es un procedimiento muy, muy sencillo. Es un microchip diminuto que se coloca en la parte posterior de los omóplatos».

Para Clark, sin embargo, lo más importante es mucho más profundo.

«La mano de Dios está en los detalles de nuestras vidas. Él es quien puede controlarlo todo. Y si quiere que algo suceda, puede hacer que suceda fácilmente», afirmó. «Y ése es, sinceramente, mi principal propósito».

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Israel y Hamas están más cerca de un posible acuerdo para un cese del fuego y liberación de rehenes, dice una fuente israelí,
“Cuando me desperté, tenía una visión de la gente en el techo”, dice a CNN un pasajero del vuelo de Air Europa afectado por fuerte turbulencia,
Biden reconoce en privado que los próximos días son claves para poder salvar su candidatura a la reelección,
Emiten advertencia de huracán para algunas zonas de la Península de Yucatán, en México,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,