¿Cómo es la propuesta de alto el fuego de Hamas a Israel, qué respuesta ha tenido y qué hay en juego?

(CNN) — Cuando Hamas declaró el lunes por la noche que había «aceptado» un acuerdo de alto el fuego, a muchos los tomó por sorpresa. Evidentemente, Israel no se lo esperaba y ni siquiera quedó claro de inmediato qué había acordado Hamas.

El anuncio de Hamas fue recibido inicialmente con júbilo en Gaza y con un cauto optimismo por parte de los líderes regionales, tras ser presentado como la aceptación de una propuesta israelí. Pero Israel emitió lo que parecía una posición de espera, afirmando que la postura de Hamas estaba «lejos» de satisfacer sus demandas.

Israel dice que las operaciones en Rafah continuarán mientras el acuerdo con Hamas sigue «lejos» de satisfacer sus demandas

Y siguió adelante con una controvertida operación militar en Rafah, al sur de Gaza, realizando ataques aéreos el lunes y tomando el control del lado palestino de un paso fronterizo con Egipto el martes por la mañana, en medio de intensas presiones de su coalición de línea dura.

Al mismo tiempo, Israel dijo que enviaría una delegación a El Cairo para evaluar la postura de Hamas. El director de la CIA, Bill Burns, también llegó a El Cairo el martes por la mañana.

Entonces, ¿qué está pasando?

Lo que sabemos sobre la propuesta de Hamas

Hamas declaró este lunes que aceptó una propuesta egipcio-qatarí para un alto el fuego y un acuerdo sobre los rehenes en Gaza, que incluye un alto el fuego, la retirada completa de los soldados israelíes de Gaza, un intercambio de cautivos, la reconstrucción del territorio y el levantamiento del bloqueo israelí del enclave.

La oferta de Hamas comenzaría con la liberación de 33 rehenes de Israel a cambio de cientos de prisioneros palestinos durante un periodo de 42 días, y terminaría con la reconstrucción de Gaza durante «un periodo de calma sostenible», según un documento compartido con CNN por una fuente regional familiarizada con las negociaciones.

Una fuente diplomática familiarizada con las conversaciones dijo anteriormente a CNN que la referencia a la calma sostenible era «una forma de acordar un alto el fuego permanente sin llamarlo así».

El acuerdo se dividiría en tres fases, cada una de 42 días de duración. Incluiría una posible retirada israelí de Gaza en la segunda fase, según el documento visto por CNN.

«Me voy hacia lo desconocido»: palestinos que huyen de Rafah describen su miedo y desesperación tras el ataque de Israel

Pero los funcionarios estadounidenses han rechazado la afirmación de Hamas de que había «aceptado» un acuerdo de alto el fuego, y han calificado la respuesta de contrapropuesta con cambios. Esa contrapropuesta necesitará más negociación, dijeron, y se está tratando como una táctica de comunicación para demostrar públicamente que Hamas está dispuesta a llegar a un acuerdo.

¿Cuál ha sido la respuesta de Israel y de otros países?

Israel afirma que el acuerdo ofrecido por Hamas no es el que Israel ayudó a elaborar con Egipto la semana pasada, y Benny Gantz, miembro del gabinete de guerra, declaró el lunes que la versión de Hamas «no se corresponde con el diálogo mantenido hasta ahora con los mediadores y presenta importantes lagunas».

No obstante, Israel va a enviar una delegación de trabajo para reunirse con los mediadores egipcios y qataríes a fin de comprender mejor la propuesta y determinar si puede forjarse un acuerdo, según declaró un funcionario israelí a CNN.

El principal obstáculo es la cuestión del alto el fuego permanente y cómo abordarlo en el acuerdo. La propuesta de Hamas exige el fin de la guerra, que es una línea roja para el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, según declaró un alto funcionario estadounidense a CNN.

Decenas de miles de israelíes se manifiestan con las familias de los rehenes contra el primer ministro Benjamin Netanyahu en Tel Aviv, exigiendo un acuerdo inmediato sobre los rehenes y elecciones generales, en Tel Aviv, Israel, el 6 de abril. Crédito: Matan Golan/Sipa/AP

Frank Lowenstein, que trabajó como enviado especial para las negociaciones israelo-palestinas bajo la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, durante la guerra entre Israel y Gaza en 2014, dijo a CNN que este puede ser «el momento de la verdad para el juego de culpas que ambas partes han estado jugando con las negociaciones de alto el fuego».

«Hamas aparentemente ha aceptado la ambigüedad constructiva sobre la duración que los mediadores han estado proponiendo, junto con ‘garantías’ de un alto el fuego permanente que obviamente no son ejecutables», dijo Lowenstein, y agregó que ahora depende de Netanyahu, «él prefiere mucho más invadir Rafah para su política de coalición radical que tener un alto el fuego que podría poner fin a la guerra y probablemente traer elecciones».

ANÁLISIS | Lo que está en juego con la ruptura de relaciones de Colombia con Israel

¿Qué relación hay entre las conversaciones y la operación israelí en Rafah?

Israel argumenta que Rafah es el último bastión de Hamas en Gaza, y la semana pasada Netanyahu prometió lanzar una operación terrestre allí independientemente de un acuerdo con Hamas y desafiando la presión de Estados Unidos para que no siguiera adelante.

El lunes por la noche, el ejército israelí llevó a cabo ataques aéreos contra lo que dijo que eran objetivos de Hamas en el este de Rafah. El martes por la mañana había tomado el control de la parte palestina del paso fronterizo de Rafah con Egipto, sustituyendo las banderas palestinas por banderas israelíes en una muestra de control. La operación se produjo después de que el ejército israelí ordenara la evacuación inmediata de unos 100.000 residentes del norte de Rafah.

El paso fronterizo es un «lugar estratégico» para Hamas, declaró Barak Ravid, analista político y de asuntos mundiales de CNN, a Anderson Cooper, de CNN, añadiendo que se considera un símbolo del control continuado de Gaza por parte de Hamas.

La toma del paso por parte de Israel puede haber dañado la imagen de Hamas ante el pueblo palestino de Gaza, y actúa como palanca para hacer a Hamas «más flexible en las conversaciones sobre los rehenes», afirmó.

¿Cómo el pequeño Estado árabe de Qatar se volvió indispensable en las conversaciones con Hamas?

La operación de Rafah no tuvo la envergadura de una incursión terrestre de gran envergadura contra la que Estados Unidos había advertido, pero puede haber sido diseñada para apaciguar a algunos de los ministros radicales del gabinete de Netanyahu que le han estado presionando para que siga adelante con una invasión de la ciudad y amenazando con derrumbar su coalición si no cumple.

Funcionarios estadounidenses declararon el martes a CNN que el gobierno de Biden no cree que la actividad militar israelí en Rafah sea el comienzo de una gran operación en el sur de Gaza y una fuente familiarizada con los planes israelíes dijo que una incursión limitada en Rafah tenía por objeto mantener la presión sobre Hamas para que acepte un acuerdo que propicie un alto el fuego y la liberación de los rehenes.

Una operación en Rafah puede beneficiar tanto a Israel como a Hamas, dijo Lowenstein, exnegociador estadounidense.

«Bibi (Netanyahu) quiere demostrar lo duro que es enfrentándose a nosotros (Estados Unidos) y al mundo para defender a Israel. Y Hamas cree que está cayendo en una trampa en Rafah que dejará a Israel aún más aislado, incluso de Estados Unidos, y sujeto a una condena internacional aún mayor».

Palestinos desplazados, que salieron con sus pertenencias de Rafah, en el sur de Gaza, tras una orden de evacuación del ejército israelí, llegan a Khan Younis el lunes. Crédito: AFP/Getty Images

¿Qué hay en juego para Netanyahu y Hamas?

Hamas e Israel se acusan mutuamente de obstaculizar un acuerdo y prolongar la guerra.

Los expertos afirman que ambas partes presionan con exigencias desmesuradas porque de ello depende su supervivencia política.

Netanyahu se encuentra en una situación difícil. Se enfrenta a la intensa presión de sus aliados internacionales más cercanos y de las familias de los rehenes israelíes para que acepte un acuerdo de alto el fuego y evite una invasión a gran escala de Rafah, así como a la necesidad de obligar a los partidarios de la línea dura de su frágil coalición, que no quieren que se detenga hasta que Hamas sea eliminado.

Israel y Hamas intercambian reproches en medio de escasas señales de avance en las conversaciones sobre el cese del fuego y los rehenes

Hamas también desconfía de su destino si la guerra termina sin una garantía de alto el fuego permanente.

Desde el breve acuerdo de alto el fuego de noviembre, Hamas no se ha interesado por un acuerdo con Israel que no incluya el fin permanente de las hostilidades, explicó Lowenstein, ya que el grupo cree que es el único escenario que garantiza su supervivencia.

«Ambas partes solo quieren un acuerdo de alto el fuego que garantice su supervivencia política», afirmó Lowenstein. «Para Hamas, se trata de un alto el fuego permanente que le permita conservar cierta capacidad militar. Para Bibi, es solo una pausa temporal en el camino hacia la ‘victoria total'».

Hussein Ibish, académico residente sénior del Instituto de los Estados Árabes del Golfo en Washington afirma que aunque tanto Hamas como Netanyahu creen que se han beneficiado políticamente de la continuación del conflicto, la presión interna ha ido en aumento para que ambos pongan fin a las hostilidades.

«Hamas está sometida a una enorme presión, incluso hasta cierto punto por parte de sus propios dirigentes que viven fuera de Gaza, para que acepte las propuestas de alto el fuego de Egipto y Qatar con el fin de conseguir cierto respiro para la organización» y alivio para los palestinos de Gaza, declaró Ibish a CNN.

Es posible que Hamas sea consciente de que tiene más posibilidades de sobrevivir que Netanyahu, incluso si el grupo resurge con una forma diferente, afirma.

«Hamas sobrevivirá. Es una organización política y se ha hecho un nombre. No es una lista de individuos que puedan ser asesinados o de infraestructuras y equipos que puedan ser destruidos», declaró Ibish a CNN. «Netanyahu, en cambio, tanto personal como políticamente no sobrevivirá para siempre».

— Esta es una noticia en desarrollo.

Abeer Salman, Becky Anderson y Jeremy Diamond de CNN, Christian Edwards, Mostafa Salem, Nic Robertson, Lauren Izso, Michael Williams, Oren Liebermann, Benjamin Brown, Jennifer Hansler, Alex Marquardt, Ibrahim Dahman, Tim Lister, Michael Schwartz, Lauren Said-Moorhouse, Eugenia Yosef, Tareq El-Helou y Kareem Khadder contribuyeron a este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

ANÁLISIS | El contraste de la noche del debate con el que Biden espera ganar las elecciones de 2024,
Así es el árbol genealógico de la casa Targaryen en "House of the Dragon" y "Game of Thrones",
La desnutrición se extiende por Gaza y los niños mueren de hambre en brazos de sus padres,
Así son las villas olímpicas sustentables para los Juegos Olímpicos de París 2024,
Tras la sentencia, Julian Assange no puede regresar a EE.UU. sin permiso,