Biden resta importancia a su pobre desempeño en el debate de CNN; dice que no es indicativo de problemas mayores

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, restó este viernes importancia a su pobre desempeño en el debate de la semana pasada, ofreció excusas al porqué de su actuación y agregó que él era el único culpable de ello.

En entrevista con ABC, el presidente dijo que estaba “enfermo” y “sintiéndose fatal” antes del debate. Cuando se le preguntó si se trataba de un episodio grave o de una señal de una afección más grave, Biden desestimó esas preocupaciones.

Un desafiante Biden afirma que continuará en la contienda presidencial: «Soy el candidato de este partido»

“Fue un mal episodio. No hay indicios de ninguna condición grave. No escuché mis instintos en términos de preparación y tuve una mala noche”, dijo en una entrevista grabada el viernes por la tarde con George Stephanopoulos de ABC News.

Añadió: “Como estaba enfermo, me sentía terrible. De hecho, a los médicos que estaban conmigo les pregunté si habían hecho una prueba de covid y estaban tratando de descubrir qué pasaba. Me hicieron una prueba para ver si tenía o no alguna infección, ya sabes, un virus. No lo tenía. Solo tenía un resfriado muy fuerte”.

Crédito: Getty Images

La conversación marcó la primera entrevista televisada de Biden desde su actuación en el debate, un momento de alto riesgo para su futuro político mientras una lista cada vez mayor de demócratas (legisladores, donantes y votantes) expresan preocupaciones sobre la viabilidad de su candidatura.

Demócratas se acercan a Harris; Biden se aferra a la candidatura

Cuatro miembros demócratas del Congreso han pedido a Biden que dimita. La gobernadora de Massachusetts, Maura Healey, emitió un comunicado este viernes pidiendo a Biden que “evalúe cuidadosamente” si es la mejor opción del partido para derrotar a Donald Trump. Y el senador de Virginia Mark Warner busca que los demócratas del Senado estén en sintonía sobre el futuro de la candidatura a la reelección de Biden, dijeron fuentes a CNN, ejerciendo más presión sobre la Casa Blanca. Warner, que está asumiendo un papel de liderazgo en el esfuerzo, está llegando a un punto en el que cree que es hora de que Biden suspenda su campaña de reelección, dijo a CNN una fuente familiarizada con la situación.

El comentario sobre su enfermedad marcó el último giro en la descripción que hizo la Casa Blanca del estado físico del presidente durante el debate. Los funcionarios de la Casa Blanca dijeron a los periodistas durante el debate que el presidente estaba resfriado, y luego, el miércoles, la secretaria de prensa Karine Jean-Pierre descartó la idea de que Biden hubiera sido atendido por su médico, diciendo repetidamente que el presidente no se había sometido a exámenes médicos desde febrero.

“Es un resfriado, muchachos. Es un resfriado”, dijo en ese momento. “Sé que afecta a todos de manera diferente. Todos hemos tenido resfriados, así que no, no lo revisó el médico”.

Un día después, la Casa Blanca confirmó que, de hecho, el presidente había visitado a un médico por su enfermedad, y el viernes Jean-Pierre dijo a los periodistas a bordo del Air Force One que Biden tuvo un “registro verbal” con su médico después del debate.

Ella describió la visita de Biden como “una conversación” con su médico, Kevin O’Connor, después de que los periodistas notaran que el presidente le dijo a un grupo de gobernadores demócratas que había visto a un médico.

“Así que en los últimos días tuvo un breve control verbal sobre su resfriado. No fue un examen médico ni físico, solo quiero ser muy, muy claro al respecto. Fue una conversación y su médico no pensó que fuera necesario un examen”, dijo Jean-Pierre el viernes después de decir el miércoles que Biden “no fue examinado por el médico”.

El presidente dijo que no ha visto una repetición del debate. Cuando le preguntaron si sabía lo mal que lo había hecho, aseguró que “nadie tiene la culpa más que él”.

Al responder la pregunta, Biden ofreció una tangente confusa sobre las encuestas del New York Times.

«Preparé lo que normalmente habría como respuesta a líderes extranjeros o el Consejo de Seguridad Nacional, para ser explícito. Y me di cuenta, más o menos a mitad de camino…  ya sabes, todo lo que me citan es que The New York Times me tenía 10 puntos abajo antes del debate, nueve ahora, o lo que sea. Lo cierto es que lo que yo vi es que él también mintió 28 veces», dijo.

Cuando se le insistió para que comentara sobre su desempeño, dijo: «Bueno, simplemente estaba teniendo una mala noche».

Un Biden entusiasmado dice que permanecerá en la contienda

Biden se enfrentó cara a cara con las preocupaciones de los votantes justo antes de la entrevista de ABC, mientras subía al escenario en un mitin de campaña en Wisconsin. Un asistente a la manifestación desplegó un cartel que decía: «Pasa la antorcha, Joe». El letrero estuvo visible por unos momentos antes de que alguien más intentara cubrir parte de él con un letrero de Biden-Harris.

(Crédito: Getty Images)

El discurso de Biden durante ese mitin fue animado y enérgico, aunque pareció darse cuenta de que cada una de sus palabras sería analizada y examinada cuidadosamente en este período políticamente crucial.

Prometió “vencer a Trump nuevamente en 2020” antes de darse cuenta rápidamente de su error y corregirse: “Por cierto, lo haremos de nuevo en 2024”. Biden criticó duramente la política económica de Trump y dijo que su oponente “quiere otros US$ 5.000 millones –billones, billones, no mil millones– US$ 5 billone de recorte de impuestos”.

Abordó directamente las críticas sobre su edad: “No era demasiado mayor para crear más de 50 millones de nuevos puestos de trabajo, para asegurar que 21 millones de estadounidenses estuvieran asegurados bajo la Ley de Atención Médica Asequible, para vencer a las grandes farmacéuticas… ¿Era demasiado mayor para aliviar la deuda estudiantil para casi 5 millones de estadounidenses? ¿Demasiado mayor para poner a la primera mujer negra en la Corte Suprema de los Estados Unidos de América? ¿Para firmar la Ley de Respeto al Matrimonio?»

Biden dijo que fuerzas anónimas están “tratando de sacarlo de la carrera”.

«Bueno, déjame decir esto lo más rápido que pueda», añadió. «Me quedo en la carrera».

El mensaje se vio acentuado por la canción elegida por el presidente para saludar a algunos de los asistentes al mitin en el escenario: «I Won’t Back Down» (traducida al español: «No voy a echarme atrás»), de Tom Petty.

«Abandonaré si el Señor Todopoderoso me dice que lo haga»

Cuando se le preguntó durante su entrevista con ABC si renunciaría si estuviera convencido de que no podría vencer a Donald Trump, el presidente Joe Biden dijo que solo lo haría «si el Señor Todopoderoso baja» y se lo dice.

«Si el Señor Todopoderoso viniera y dijera ‘Joe, sal de la carrera’, yo saldría de la carrera», dijo Biden. Y añadió: «El Señor Todopoderoso no bajará».

Stephanopoulos respondió: «Estoy de acuerdo en que el Señor Todopoderoso no va a bajar. Pero si tus aliados, tus amigos y partidarios en el Partido Demócrata, en la Cámara y en el Senado te dicen de manera confiable que están preocupados porque vas a perder la Cámara y el Senado si te quedas, ¿qué harás?»

Biden se negó a responder la pregunta. «Eso no va a suceder», añadió.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Calendario de los Juegos Olímpicos de París 2024: horarios, competiciones y fechas,
Israel y Hamas están más cerca de un posible acuerdo para un cese del fuego y liberación de rehenes, dice una fuente israelí,
Biden reconoce en privado que los próximos días son claves para poder salvar su candidatura a la reelección,
Emiten advertencia de huracán para algunas zonas de la Península de Yucatán, en México,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,